El Museo de Antonia Mir cuenta con 260 obras donadas por la artista para que los ciudadanos puedan disfrutar del arte local.

Catarroja se ha convertido en una pequeña parte del epicentro de cultura en la Comunidad Valenciana. Hasta día de hoy, el pueblo ha apostado por el teatro, la danza y la música, sectores que muchos de los vecinos pueden disfrutar.

Pero, lo que quizás muchos no conocen, es una de las últimas apuestas que hizo Catarroja en el sector cultural. Se trata del Museo de Antonia Mir, un museo que cuenta con 260 obras donadas por la artista originaria de Catarroja.

Antonia Mir nació en Catarroja el 31 de diciembre del 1928. Desde bien pequeña demostró una gran pasión por la pintura, lo que la llevó a estudiar la carrera de Bellas Artes en Valencia, durante los años 1952 a 1957, llegando a graduarse en Pintura. Debido a sus estudios, recibió una beca por la Dirección General de Relaciones Culturales de Francia para que estudiase en París. Tras su vuelta del país francófono, Antonia Mir fue reconocida con diferentes premios entre los que destacan el Premio de Pintura Primera Semana Mediterránea de Flores y Plantas y Medalla de Plata al concurso de Pintura Ciudad de Villajoyosa.

En 2007, Antonia Mir y el Excmo llegaron a un acuerdo para iniciar el proyecto, un proyecto que abrió sus puertas el 15 de marzo del 2007. Durante 12 años el museo no falló a sus visitantes, pero hace poco menos de dos años se llevó una reforma debido a las filtraciones de agua que hacían peligrar las obras. En el primer trimestre del 2019, volvió a abrir sus puertas tras la restauración.

El Museo cuenta con obras de óleos acuarelas, serigrafías, pasteles y dibujos. Además tras la reforma llevada a cabo ahora también cuenta con nuevos materiales como son materiales bibliográficos y nuevos cuadros.

Los vecinos pueden visitar el museo los viernes por la tarde, sábados por la mañana y tarde y los domingos por la mañana.

Museo de Antonia Mir, Catarroja

Deja un comentario