El colegio de San Antonio de Padua I ha adaptado sus clases para impartirlas de forma on-line.

Hace unos meses no imaginamos que, a día de hoy, nos encontraríamos con una situación como la que estamos viviendo. Las tiendas, bares, restaurantes y negocios de Catarroja bajaron sus persianas hasta nueva orden debido al estado de alarma proclamado por el Gobierno a causa el Covid-19. Todos nos quedamos en casa y algunos siguieron trabajando de forma remota a través de internet.

El sector de la enseñanza es uno de los sectores que se ha debido de adaptar al teletrabajo. Escuelas, institutos y universidades se prepararon a gran velocidad para poder seguir enseñando a sus alumnos.

Entre las instituciones que han pasado a dar las clases online se encuentra el Colegio San Antonio de Padua I. Conocemos de primera mano que no ha sido fácil este cambio, pero han debido de hacer todo lo posible para seguir con el temario.

San Antonio de Padua I estudiando

Durante la primera semana de confinamiento, las clases se centraban en lecciones de repaso y refuerzo. Se pensaba que esto sería algo temporal, así que los profesores planificaron clases de refuerzo de los conocimientos adquiridos hasta el fin del estado de alarma. Cada vez que se realizaba una clase de refuerzo, se realizaban unos cuestionarios, tipo text, que eran accesibles mediante aula virtual de los estudiantes.

Tras dar la primera noticia de que se iba a alargar el confinamiento, el profesorado del colegio San Antonio de Padua I se reunió para hacer un análisis sobre la situación y poder seguir adelante con las lecciones. Se llegó al acuerdo de utilizar la plataforma Meet, una herramienta de Google para mantener reuniones online. De esta forma, los profesores de cada materia comenzaron a impartir 6 horas diarias, las correspondientes al horario escolar.

No obstante, tras las vacaciones de Pascua, se decidió que era mejor impartir un total de 4 horas al día. El proceso era el llevado hasta ahora: los y profesores compartían sus pantallas con los alumnos, para poder tener un control, y se hacen las explicaciones del temario. Cuando se acaba la explicación, los alumnos llevan a cabo las tereas implementadas por el profesor que van realizando mientras tienen la posibilidad de hacer cualquier pregunta o duda.

Esta implementación de clase online no ha sido fácil, ya que, como comenta el profesorado, el volumen de trabajo es mayor al tener que preparar más material para que los alumnos entiendan las clases. Por otra parte, los alumnos han tenido que saber respetar el turno que les correspondía para poder preguntar o hablar.

Además, San Antonio I ha tenido que hacer frente, en algunos casos, a la falta de material de algunos alumnos en sus casas. Por lo que también han tenido que adaptarse a ellos.

Aunque el proceso de enseñanza es más lento debida a la situación, el Colegio San Antonio de Padua I ha sabido hacer frente a la situación del Covid-19.

Deja un comentario