El propietario de Cortinas Pandora llevará a cabo una acción solidaria.

Desde que empezó este confinamiento, son muchos los autónomos de Catarroja que tienen que permanecer cerrados. Bares, zapaterías, ópticas, etc. son algunos de los locales que no tienen ingresos y que aún así siguen pagando sus cuotas de autónomos.

El propietario del negocio Cortinas Pandora, Jose Luís Martínez, que lleva parado, al igual que los otros tantos de autónomos del pueblo, desde que se decreto el estado de alarma, el 14 de Marzo, quiere hacer un llamamiento a la población.

Visto lo sucedido, una situación que nunca pensamos que íbamos a vivir, Jose Luís Martínez quiere llevar una acción para ayudar a la sociedad en la que vivimos. Durante este periodo de confinamiento le ha llevado a reflexionar, sobre todo por la noticias que se han llevado a cabo sobre el sistema de salud de nuestro país.

Por eso, cuando las tiendas se puedan volver a abrir y podamos volver a llevar la rutina que teníamos, quiere que por cada compra que se lleve a cabo en Cortinas Pandora, se donará un 2% a una asociación.

Cortinas Pandora

Así lo relata el con sus palabras:

“Quisiera hacer una propuesta. Después de tanto tiempo encerrados en casa, muchos os habréis planteado hacer un cambio en vuestros hábitos de vida, o al menos así creo, porque yo sí. Y de eso se trata, ya que debemos ver la situación que todos estamos viviendo.

Me llamo Jose Luís Martínez, soy autónomo, y regento una tienda de cortinas y textil-hogar en Catarroja, llamada Cortinas Pandora, la cual permanece cerrada desde el día 14 de Marzo.

Mis clientes me conocen, mis conocidos saben de mí, y solo unos pocos amigos y compañeros sufren conmigo.

Estamos viviendo un tiempo de miedos y de solidaridad y ese es mi primer cambio, un cambio que quiero proponer a todos los vecinos de Catarroja.

A partir del momento en que se levante el confinamiento y podamos volver a abrir nuestros comercios, me comprometo a colaborar donando un 2% del volumen mensual de ventas de mi tienda. La donación irá para la asociación Ca la Mare.

Quizá alguien que esté leyendo ahora mismo estas líneas puede pensar «ya está aquí otro egoísta-aprovechado, etc..» «Trata de sacar beneficio de las desgracias.»

Pues no es así, y quien me conoce lo sabe y lo demostraré mensualmente con reportajes publicados en los medios correspondientes y resto de redes sociales.

No piensen que es una estrategia, simplemente quiero iniciar un cambio que, ojalá, se haga extensivo a todos los comercios locales y más allá.

Todos, y cada uno de nosotros deberíamos poner nuestro granito de arena, para que los comercios locales salgan adelante y, a su vez, nosotros. No hago referencia a mí, sino más bien a que todos, como pueblo, aportemos ayuda a asociaciones y sectores que lo necesiten.»

El comercio de Catarroja tiene altos y bajos, pero esta situación podría ser la peor que se recuerda. Por ello, debemos ser más consumidores con el comercio local que con cualquier otro. Seamos un pueblo unido, el pueblo que revivamos el comercio local.

Deja un comentario