Dos semanas después de solicitar los tests del Covid-19, los trabajadores de la residencia de Catarroja los reciben.

Ya son muchos los días que estamos en casa esperando a que esta pesadilla finalice, que volvamos a salir y que hagamos como que esto no ha sucedido. Lo cierto es que no será así, iremos retomando las calles de forma ordenada y poco a poco.

Por desgracia, uno de los sectores que más está sufriendo dicha pandemia y que será de los últimos en salir, es el de las residencias. Se ha podido comprobar que una gran parte de afectos en nuestro país son personas mayores, de las cuales un porcentaje procede de centros de la tercera edad.

ancianos residencia de Catarroja

Desde que empezó el confinamiento son muchos los centros de mayores en los cuales la Consellería ha invertido tiempo en controlar los casos de Covid, siendo una residencia de Catarroja la octava residencia en serlo. No obstante, desde que se detectaron los primeros casos en Catarroja, la Generalitat ha ido con retraso, enviando los test semanas después.

Con un total de 23 personas fallecidas hasta el pasado 17 de abril, las cuales estaban ingresadas en el centro, consiguió que los componentes de la plantilla solicitasen de nuevo los test para evitar poner en riesgo a otros trabajadores y personas mayores. Tras varías demandas, el centro ha recibido los test, dando como resultado lo esperado, ya que algunos daban síntomas sobre el Covid-19.

Se han podido confirmar un total de 80 personas en el mismo centro, 40 de ellas son residentes y otras 40 son trabajadores. Estos contagios provienen debido a la falta de tests que no se hicieron con antelación y que se demoraron, una situación que está ocurriendo en hospitales, particulares y otros centros.

Por desgracia, no es la única residencia que está a la espera de las pruebas. En la localidad de Torrente siguen solicitando los test antes de que haya un mal mayor.

Deja un comentario