El propietario del restaurante espera la información definitiva sobre las medidas que tiene que tomar la hostelería en Catarroja después del estado de alarma.

El comercio de Catarroja no está pasando por su mejor periodo. Desde que el Gobierno anunciase el cierre de todos los locales el 14 de marzo por precaución al covid-19, el comercio local no está teniendo ingresos. Ahora, que según los altos cargos estamos a punto de llegar al fin del confinamiento, los propietarios de los locales de Catarroja ya sea moda o textil deben reinventarse para hacer frente al duro periodo que está por llegar.

De lo poco que se conoce es que el sector de la hostelería de Catarroja y del país podría volver a sus puestos de trabajo a principio de junio. Además, los locales del sector solamente podrán tener un porcentaje de su aforo habitual que no podrán superar y que deberán tomar todas las medidas oportunas

Ejemplo de ello lo encontramos en el propietario del bar Bar-Restaurante Raíces, que, aunque todavía no se conoce las medidas definitivas que se tendrán que llevar, ya está pensando cómo gestionará todo.

Por lo que hemos podido conocer es que está pendiente cada día de las normas que se tendrán que seguir, pero ya comenta que él llevaría a cabo las siguientes.

En primer lugar, como ya hemos comentado, no superará el máximo de aforo permitido que se decrete. Asimismo, la distancia de seguridad que se llevará a cabo en el Bar-Restaurante Raíces será la que se dicte, con al menos de 1,50 metros de separación entre las mesas o incluso menos con separadores.

imagen representativa hostelería de Catarroja
unsplash / common license

También, baraja la posibilidad de estampar la carta en este separador entre mesas o una carta de usar y tirar, evitando el contacto con una carta reciclable. Toda seguridad es mínima para el dueño del local, por ello se facilitará a los clientes gel antiséptico en la entrada y en el ante baño.

En cuanto respecta a los trabajadores y a la desinfección al finalizar cada servicio, Los trabajadores dispondrán de mascarillas, así como guantes para realizar las órdenes. Al finalizar, se dispondrá a la desinfección del mobiliario utilizado previamente para su nuevo uso. Además, de estos metodos de seguridad y desinfección, a la hora del cierre del local, esta contemplando la desinfección mediante una máquina de ozono.

Es cierto que actualmente no están habiendo ingresos y que los propietarios de servicios hosteleros tendrán que hacer una gran inversión para adecuar el local a las medidas que se tomen. Por ello, raíces propone unas medidas de ayuda para la hostelería de Catarroja que durarían durante un año y que posteriormente volverían a ser las previas al confinamiento.

Por ejemplo, el permiso de aparcar en doble fila, siempre y cuando se decreten unas condiciones y que el servicio sea inferior a un tiempo estipulado. Además, otra idea para aquellos locales con un aforo más pequeño podría ser que se facilitasen zonas para ampliar las terrazas. Por ejemplo, la autorización de mesas en las fachadas de los locales, que actualmente no está permitido, en parques cercanos o en la otro parte de la calle.

También otra idea que añade es que se regulen los precios mínimos, con el fin de aumentar los precios en las tarifas básicas, ya que el aforo va a ser muy por debajo de lo permitido, teniendo unos precios como los del centro. Es decir, si hasta ahora un café cuesta 1 euro, costaría 1,20 euros y un tercio en lugar de 1,50 euros, fuese 1,80€.

La última propuesta que nos menciona es una ayuda de los permisos de mesas y sillas como también que el Ayuntamiento de Catarroja pacte el precio de estas con algún fabricante local

Por el momento, tenemos que esperar a que el Gobierno ofrezca más información para conocer cómo será la vuelta a las calles como también las medidas que se tomarán para poder volver a tener encuentros en sitios públicos.

Catarroja debemos sacarlo entre todos. Seamos consumidores de nuestro municipio.

Deja un comentario