Era jefa de urgencias en un centro de salud de la ciudad de New York y falleció a los 49 años

La doctora Loran Breen, de 49 años, era jefa del centro de urgencias de la ciudad de New York. “Ella trato de hacer su trabajo y el coronavirus la mató. Es una víctima tanto como cualquier otra persona que haya muerto”, así lo relata el padre de Lora al periódico The New York Times. 

Ciudad de New York
Unsplash – Common License

El Covid-19 no para. La ciudad de New York es la ciudad más afectada del mundo, llevándose la vida de 17.515 personas hasta el momento. Entre esas personas fallecidas, no se encuentra Loran, que se quitó la vida triste y angustiada al ver todo el dolor que tenía a su alrededor.

Loran no pudo aguantar toda la desgracia que veía y se quitó la vida en Charlottesville (Virginia). Lora no era una persona que tuviese problemas mentales; sin embargo, su padre reconoció que su hija no estaba bien anímicamente la última vez que hablo con ella. La notaba muy afecta y ella le contó que era muy difícil ver morir a tanta gente cada hora que pasaba.

Los doctores y enfermeras son los que se encuentran en primera línea de batalla cuidando a los contagiados. Son los que más riesgo tienen de contagio, y no solo a eso sino a un riesgo psicológico por el sufrimiento y muertes que pueden llegar a ver diariamente.

En breves comenzaremos la gran desescalada que con tanta ansia deseamos. Hace escasos días pudimos ver a miles de familias que empezaban a salir con sus hijos y que algunos de ellos lo hacían de forma irresponsable. Se debe ser consciente del riesgo que conlleva no seguir las normas de precaución que los expertos nos facilitan. Seamos responsables por ellos y por nosotros mismo.

Deja un comentario