La región de Calabria desafía al Gobierno se decide a abrir los bares aunque no lo permita el Gobierno

Faltan 2 días para que los italianos puedan volver a salir a la calle después de más de más de dos meses de estar encerrados. La desescalada italiana en todo el país debería de ser paulatina al igual que se decretó en España hace unos días. No obstante, algunas regiones siempre muestras sus desacuerdos con el Gobierno central.

Calabria desafía al Gobierno
unsplash – Common License

Así ha sucedido en la región de Calabria, al sur de Italia, la zona de Italia menos afectada por el coronavirus con 1.102 contagiados, 86 muertes y 10 casos nuevos en los últimos días. La presidenta Jole Santelli va a permitir abrir pizzerías, pastelerías, bares y restaurantes oponiéndose al Gobierno de Roma. Se les permite abrir las terrazas para el servicio reportando las medidas de seguridad y la hostelería tiene vía libre para su actividad. 

Calabria desafía al Gobierno y colisiona contra Giuseppe Conte, el cual prohíbe la actividad de los bares hasta, probablemente, el 1 de Junio. Hasta entonces, si que podrán ofrecer servicio a domicilio.

El poder principal del territorio de casino dos millones de ciudadanos mostró su oposición señalando que los calabrotes habían sido cívicos y que habían respetado las normal siempre. Por ello Santelli defiende que “sabrán demostrar sentido común al gestionar los nuevos espacios de apertura que la región ha consentido, yendo incluso más allá que lo dicho por el Gobierno”

Sin embargo, son muchos los alcaldes de los pueblos de Calabria que no están desacuerdo con las palabras de Santelli. Por el momento, algunos alcaldes aprobarán normas locales para proteger a sus ciudadanos así como para postergar el inicio de actividad como es la hostelería. 

Lo seguro es que la desescalada en Italia inicia en dos días.

Deja un comentario