La historia del Puerto de Catarroja cuenta, desde sus incios, de 5 siglos

El Puerto de Catarroja es uno de los principales accesos del Parque de la Albufera. Siempre ha sido punto de enlace con otras localidades mediante transporte navío. La construcción del Cami del Port se realizó alrededor del siglo XVI cuando el puerto original se quedó pequeño debido a las necesidades de la población.

Wikimedia – CC BY-SA 3.0

Desde los inicios de la historia del Puerto de Catarroja, el Port era un punto de unión económico y social entre los primeros ciudadanos del municipio. El Puerto de Catarroja representó uno de los accesos de la Albufera desde que los romanos se asentaron en la ciudad de Valencia y desde entonces siempre ha tenido actividad pesquera. Posteriormente, una de las actividades que más se realizaban alrededor de la zona era el cultivo de arroz en la época árabe.

El puerto originario iniciaba al final de la zona de la Rambleta pero desapareció en el siglo XVI cuando se hicieron las reformas que se pueden ver hoy en día en el puerto actual. Esta construcción se realizaron puesto que se precisaba de un mayor cultivo de arroz debido al aumento del a la población en Catarroja.

Gracias  a la prosperidad señalada sobre el Puerto de Catarroja se crea una cultura muy rica con diferentes actividades que pasan a ser tradición y vida de la zona de la Albufera. A finales del siglo XIX se implantaron tiendas y tascas para cubrir las actividades de los trabajadores de la Albufera. Debido a la actividad económica que generaba el Puerto de Catarroja, a principio del siglo XX el municipio tenía 1723 casa divididas en: Barracas, Centro y Arrabal.

En la historia del Puerto de Catarroja, el Port siempre ha sido importante para la economía local y de interés comercial, ya que salía todo producto de la actividad pesquera salía de aquí.

En la actualidad, el Puerto de Catarroja posee un conjunto de actividades que proporcionan una gran experiencia a sus visitantes: Restaurantes, Vela Latona de Catarroja y museos de las Barracas.

Deja un comentario