El concejal de fiestas y las vicealcaldesa muestran su apoyo al colectivo que forma las fallas de catarroja

46 días han pasado desde que las fallas deberían haberse quemado. Solamente 10 días antes del inicio oficial de las fallas pudieron disfrutarse. Un día antes de la plantà se decretó el estado de alarma por Covid-19. La desilusión de los valencianos en aquellos momentos eran inexplicable y la preocupación del colectivo fallero respecto a toda la organización que se había estado realizando durante tanto tiempo eran inminentes.

Durante el día de ayer, el Ayuntamiento de Catarroja se reunió telemáticamente con los responsables falleros del municipio de Catarroja. El concejal de fiestas, Miquel Verdeguer, y la vicealcaldes, Lonera Silvent, quisieron estar cerca de cada una de las fallas que componen Catarroja. En la reunión se llevaron a cabo diferentes propuestas. Entre las que solicitaron los componentes del ayuntamiento fue ejecutar una hora de ruta para planificar los diferentes escenarios. “Por parte mía, como concejal de fiesta, y del equipo de gobierno os respaldaremos en las decisiones que queráis tomar. Siempre evidentemente cumpliendo las normas y las recomendaciones o restricciones sanitarias” comunicó el concejal de fiestas, Miquel Verdeguer.

fallas de Catarroja
pixabay – Common License

Por el momento no se conoce ninguna resolución al problema que corresponde al ambiente fallero. La población se encuentra en estado de pandemia y faltan todavía muchos días para que el Gobierno de la Generalitat y el alcalde de Valencia lleguen a un acuerdo y poder conocer si las fiestas se pueden llevar a cabo en julio como se comunicó o si son canceladas como ha sucedido con San Fermín.

También los componentes del Ayuntamiento de Catarroja ha informado a cada una de las fallas de Catarroja que desde del ayuntamiento trabajarán para conseguir algún tipo de ayuda económica para la supervivencia del colectivo y de las asociaciones.

Deja un comentario