A partir de hoy, 4 de mayo de 2020, el uso obligatorio de mascarillas ha cubiertos las calles de ellas, especialmente en el transporte público

Una de las medidas tomadas en este plan de desescalada para logar volver a la normalidad después de haber sido azotados por el covid-19 es el uso obligatorio de mascarillas.

Así pues, desde primera hora de la mañana, todos los ciudadanos que han tenido que desplazarse, en su gran mayoría por asuntos laborales, lo han hecho con la boca y la nariz cubierta. Mascarillas de todos los tipos y de todos los colores, de mayor protección o de menos, pero todos las han llevado.

Aún así, los ciudadanos se han quejado de que no había nadie controlando su uso, pues algunos viajeros no han sido tan disciplinados y no han llevado esa mascarilla que tanto nos representa ahora mismo como planeta.

Lo cierto es que este producto lleva agotado en farmacias y similares desde hace semanas y que no han tenido ninguna manera de hacerse con alguna. Pues cuando la salud de uno está en juego no cuesta nada ponerse una mascarilla para prevenir posibles contagios. Pero parece que poner esta prenda de forma obligatoria no ha conseguido que todos cumplan la norma.

Muchas personas pensaban que en las paradas de metro habría personal repartiendo mascarillas a aquellos que no han podido conseguir una, como ya se ha visto en alguna ocasión. Aún así, esta vez no ha sido el caso.

Muchos ciudadanos también denuncian que hay muchas personas mayores que salen a la calle en sus horarios establecidos sin ningún tipo de protección. Hecho que alerta a los más precavidos que buscan darle una explicación lógica. Por eso, desde la ciudadanía se pide al Gobierno abastece a toda la población con mascarillas eficientes o al menos lavables, pues las desechables no son nada útiles.

Deja un comentario