Una unidad de militares de Regimiento NBQ han desinfectado el Hospital General de Valencia con un robot al que le han instalado una lámpara UVC que destruye el coronavirus

El ejército prueba un prototipo que destruye el coronavirus con radiación ultravioleta en Valencia.
El ejército prueba un prototipo que destruye el coronavirus con radiación ultravioleta en Valencia

La semana pasada el Hospital General de Valencia se convirtió en el primer centro sanitario en ser desinfectado por un robot con rayos ultravioleta. Dicho aparato fue creado por el Ministerio de Defensa y podría multiplicarse su tamaño para poder trabajar a un ritmo mayor.

Además, Theodor, el nombre que recibe el robot antiexplosivos, tuvo influencias de expertos en guerra bacteriológica del Regimiento NBQ de Paterna. El único de este sector en todo el país.

Desde hace tres semanas, al robot se le ha estado equipando con tubos de haces de radiación ultravioleta lejana, los habituales a la hora de desinfectar quirófanos y material quirúrgico.

Theodor ha estado siendo probado, hasta el momento, en instalaciones militares de la ciudad de Madrid, nunca antes en edificios civiles y, ahora, parece que se está barajando la idea de ser usado para actuar contra el coronavirus. Pues después de evidenciar los positivos resultados al iniciar unas pruebas en el Centro de Comunicaciones de la ONU en Quart de Poblet con infinidad de aparatos en cada sala, se le ha planteado una nueva misión.

Se están haciendo pruebas para tratar que el robot descubra superficies contaminadas de coronavirus y tratar de buscar la manera de desinfectar las superficies contagiadas y destruir el virus.

Este aparato se ha considerado de vital utilidad para esta crisis de covid-19, pues es capaz de desinfectar, en tan solo 15 minutos, la misma superficies que desinfectan tres personas en un tiempo estimado de cuatro horas.

No obstante, el prototipo Theodor es una gran ventaja si se usa de manera favorable en la desinfección de centro sanitarios, supermercados y otros lugares concurridos. Es capaz de destruir el ADN del virus, aunque es también peligroso para la piel y los ojos de las personas, por eso se recomienda no estar cerca cuando se encuentre activo.

Así pues, fuentes de Defensa, han demostrado que podría ser muy útil y eficaz ya que destruye el coronavirus y volver a reactivar el país a su actividad normal y habitual.

Deja un comentario