Estos ciberdelincuentes valencianos fueron capturados durante el confinamiento debido a las dificultades económicas que atravesaban

La Policía Nacional desarticuló a una red de ciberdelincuentes valencianos por haber estafado 2,4 millones de euros a empresas y particulares de toda España. 5 de los arrestados ingresaron en prisión debido a la estafa que llevaron a cabo: organización criminal, blanqueo de capitales, falsificación de documentos, revelación de secretos y suplantación de identidad.

La investigación inició hace dos años cuando la Policía Nacional recibió denuncias por partes de empresas que habían sido víctimas de estos ciberdelincuentes valencianos. Los delincuentes se las ingeniaron para crear correos corporativos con el nombre de un componente de la empresa para que se hicieran transferencias a una cuenta.

Los ciberdelincuentes valencianos eran especializados en el fraude del phishing y estafa del CEO.

Por una parte, eran especializa estafa del CEO. Esta técnica consta porque la víctima tiene un perfil establecido. El perfil del empleado de la empresa ha sido estudiado previamente para realizar la estafa.

Por otro aparte, el phising es una técnica realizada por delincuentes con la intención de suplantar la identidad de otra persona. Normalmente, los robos se hacen mediante email, es decir, llega al usuario un mensaje que lleva a una página que parece buena pero es una estafa. No solamente el phising se realiza mediante correo electrónico sino también Whatsapp o SMS.

El fraude mediante esta técnica asciende a 39 empresas ubicadas en Estados Unidos, Líbano, Italia, China, Kazajistán, Países Bajos y República Checa. En total casi 2,4 millones de euros robados.

Los ciberdelincuentes valencianos, en total 16 personas entre Valencia, Ibiza, Palma de Mallorca y Las Palmas, recurrían a “mulas” para ocultar el dinero obtenido durante las estafas que se hicieron desde 2018 y de esta forma evitar la identificación de las cantidades robadas.

Deja un comentario