A partir de una encuesta realizada en el Reino Unido, se evidencia que durante la cuarentena por coronavirus ha disminuido la satisfacción con la vida al igual que el miedo al contagio

La cuarentena por coronavirus ha afectado sobre todo a los jóvenes

Este estudio realizado por la University College de Londres recoge los datos más sorprendentes de los que nos podríamos imaginar sobre el bienestar y la salud mental durante la pandemia del coronavirus.

En primer lugar, los que peor han vivido la cuarentena han sido los jóvenes pero los que más temor tienen a un posible contagio por el covid-19 se muestra más en personas entre 30 y 59 años.

Una profesora asociada de Epidemiología del University College de Londres afirma que: «Desde que se introdujeron las medidas de encierro, hemos visto un cambio en lo que preocupa a la mayoría de la gente. Alentadoramente, los factores de estrés relacionados con las finanzas y los alimentos han disminuido en los últimos quince días, pero el factor de estrés más alto actual parece ser la preocupación por el contagio de Covid-19 o por enfermarse gravemente por su causa».

Además, durante este confinamiento se han incrementado las depresiones por la incertidumbre que ha generado problemas tanto mentales como personales. No obstante, por el contrario, han descendido los niveles de ansiedad entre la sociedad en general, pues la presión y el estrés ha disminuido al no poder realizar ninguna actividad fuera de casa.

Así pues, los investigadores aseguran haber descubierto que las personas estaban más preocupadas por contagiarse de coronavirus antes del confinamiento pero, gracias a las medidas de distanciamiento y aislamiento estas han disminuido. Por tanto, se puede decir que estamos más seguros pero somos menos felices, pues la situación no es nada positiva y nuestra libertad ha sido reducida en prácticamente todos los sentidos.

Deja un comentario