Una vez, desde el Ayuntamiento de Catarroja, se han realizado las adaptaciones necesarias para la seguridad de vendedores y compradores, el mercado ambulante regresa al 100% de ocupación en su ubicación habitual. Desde la concejalía de Impulso económico se ha estado trabajando en desarrollar el mejor de los sistemas para que se pudiera recuperar la normalidad lo antes posible, siempre valorando que la única opción era hacerlo en el entorno del Mercado Municipal.

“Desde la administración local de Catarroja, nuestro primer objetivo siempre ha sido la seguridad de nuestras vecinas y vecinos. Por eso, hasta que no hemos estado 100% seguros de que cumplíamos con todos los requisitos no hemos ido abriendo instalaciones. Ahora bien, hemos trabajado de forma incansable para poder agilizar los trámites y reactivar nuestra economía local, tratando de que todo vuelva a su cauce, primando por encima de todo el cumplimiento de los trámites de seguridad oportunos”, explica Lourdes Rodriguez, concejala de Impulso Económico.

Así pues, dentro de las novedades impuestas por el Ayuntamiento de Catarroja en el mercado ambulante está la habilitación de un espacio único de entrada por la calle Joaquín Olmos. De igual modo, para cumplir la distancia de seguridad entre los puestos se ha ampliado el espacio del mercado ambulante a las calles colindantes Salvador Pechuán, Lluís Vives y Calvario (hasta Peris i Valero).

Por último, recordar que desde que se decretara el Estado de Alarma por la COVID19, el Ayuntamiento de Catarroja paralizó el pago de la tasa de ocupación para los puestos del mercado ambulante, algo que permanecerá así hasta final de año 2020.

Mercado Ambulante de Catarroja

Deja un comentario