Una dura investigación da un supuesto análisis sobre propagación del contagio a través del paciente 0 en Alemania

Todo inició el 27 de enero cuando la empresa Webasto recibió un mail como que la empleada que había viajado desde china daba positivo por Covid. Tiempo más tarde, un empleado de la empresa daba positivo por Covid y las autoridades sanitarias de la región bávara informaban del primer caso fuera de China. El virus había pisado Alemania.

Desde entonces los científicos alemanas han estado reconstruyendo cada detalle sobre aquel día. Como el virus llegó a Alemania y como la empresa Webasto frenó en seco la propagación del virus dentro de la sede.

La paciente 0 en Alemania aterrizó en el país el 19 de enero de un vuelo que procedía de Shangai, donde se encuentra la principal sede de la empresa. Días antes de coger el vuelo destino Europa, la paciente había estado con sus padres que eran de Wuhan, en aquel momento punto clave en la epidemia que azota el mundo. Cuando piso tierra europea, se volvía la paciente 0 en Alemania pero ello no lo sabía. Durante los días que permaneció en Alemania sentía que algo no iba bien, pero no fue hasta su regreso a China cuando descubrió que estaba infectada por Covid.

Lo primero que hizo, al conocer su contagio y saber que podría ser la paciente 0 en Alemania, fue hacer una lista de las personas con las que había estado en contacto. Se contacto a los trabajadores para radicar la propagación lo antes posible. 

No obstante, estaban las personas desconocidas que podrían haber sido contagiadas. Todo parece indicar que la paciente 0 en Alemania se sentó al lado de una persona  en una sala de 12 metros cuadrados durante una hora.

A partir de aquí, el genoma del virus se iba propagando a una velocidad inusual a otro virus. Hasta ahora Alemania ha sabido controlar bien los contagios y radicar lo máximo posible el Covid 19 en el país.

Deja un comentario