El 5 de marzo de 1764 los cielos de Valencia se llenaros de luces extrañas por la zona de montaña de Porta Coeli y Serra durante la noche del fin del mundo de Valencia

El siglo XVIII está marcado en Valencia por dos grandes acontecimientos históricos. El primero se remonta al año 1748 cuando los terremotos golpearon la provincia durante los meses de marzo, abril y mayo. 16 años después Valencia se volvía a ver envuelta en un hecho histórico para nuestros días.

Aquella Valencia religiosa daban todas las explicaciones debido a sus creencias religiosas. Durante la noche del 5 de marzo de 1764 los valencianos rezarían a Dios para que no fuese lo que se veía como el fin del mundo de Valencia.

En la obra “Aurora Boreal observada en Valencia en la noche del día cinco de marzo de este presenta año 1764” por el Dr. Manuel Rosell se relata que días previos al acontecimiento la ciudad de Valencia se encontraba nevada. Los ciudadanos de aquella Valencia se retiraban a sus cuartos cuando vieron como una luz entraba por la ventana haciendo la noche en día.

fin del mundo de Valencia
Aurora Boreal – Unsplash – Common License

El mismo autor dice que vio el fenómeno a las 20:30 horas del 5 de marzo y que algunos otros empezaron a verlo sobre las 19:00. En aquellos días esos fenómenos no conocidos por la sociedad indicaban todo tipo de catástrofes como señales de guerras, huracanes o terremotos como los vividos años antes. Todo parece indicar que aquellas luces eran Auroras Boreales en los cielos de la ciudad debido a las nevadas producidas ese año.

Este fenómeno natural fue para muchos habitantes la noche del fin del mundo de Valencia por tener miedo a lo desconocido. Toda Valencia no quedó tranquila hasta que llegó la mañana del día siguiente y los cielos se volvieron azul.

Deja un comentario