La historia cuenta que el relato británico de Sweeney Todd, protagonizado por Johnny Depp en la gran pantalla, también se vivió en Valencia con un barbero diabólico

Es curioso que el barbero diabólico londinense de la calle Fleet tuvo una historia hermana en la capital valenciana. Sin embargo, a comparación de la leyenda británica, esta si que está documentada pero no está demostrada.

barbero diabólico
Pixabay – Common License

Se cuenta que el caso del barbero diabólico británico que acabo con la vida de decenas de personas y que después se dedicaba a hacer pasteles con los cuerpos de los fallecidos también tiene una ubicación en el centro de Valencia. Los hechos pudieron ocurrir en la calle dels Manyans, según un diario que registró esta trama.

. . .En la calle de Serrageros, entrando por la calle de San Vicente, a la derecha, sobre la mitad de la calle, hay como un corral que tiene puerta a la calle, entrando por allí se sale a una taberna que hay en la calle de la Pellería (y la calle de los Manyans corresponden a la calle de los derechos) que todo forma una casa. Encima de esta puerta hay tres cabezas de piedra de hombre de las que se cuenta que en otros tiempos había una barbería, y que a los que entraban a afeitarse los mataban y robaban, y otros añaden que en la otra casa había una pastelería, y metían en los pasteles carne humana de los que mataban. Esto fue un hecho verdadero. . . (La Valencia del más allá de Rafael Solaz Albert).

Por lo que se cuenta en este fragmento, a día de hoy no se encuentra ninguno de los puntos descritos en Valencia: taberna, barbería ni la casa con las tres cabezas en la entrada.

Además, para ubicar más la información obtenida, la curiosa barbería de la calle Manyans se encontraba cerca al cementerio de San Martin (1805 – 1806) que ha día de hoy se ubicaría entrando por San Vicente a la parte izquierda.

No se sabe si es cierta o no la historia narrada sobre un barbero valenciano que asesinaba a su clientes , lo que sí se puede saber es que los puntos clave si que fueron documentados.

Deja un comentario