La catedral de la música valenciana de los sábado noche, Chocolate, se encuentra en ruinas y sin atención

Quién no ha escuchado hablar de las fiestas en Valencia hace 30 años. Son pocos los del país que conocen bien la ruta del Bakalo o una tal discoteca Chocolate que quedaba por las tierras de Valencia.

Queda en la memoria de mucho aquel lema que decía «no digas sábado, di Chocolate», la gran catedral de música. Aunque no fue la primera discoteca que abrió en la Ruta Destroy, más bien conocida Ruta del Bakalao, si que fue la primera sala de música que organizaba conciertos a primera horas de la mañana.

Verano del 1980 y nace un lugar denominado Chocolate Cream, cerca de la mítica Barraca. La nueva apertura se permitía hacerse un hueco entre los jóvenes de la época atrayendo a gran cantidad de gente en los sábados valencianos. La peculiaridad de la sala era programar conciertos sobre las 7 de la mañana, algo poco usual en el momento, y que suponía el cierre de la sesión nocturna.

Poco tiempo después de su apertura, el nombre de la discoteca se simplificaba a Chocolate, renovando su salda de baile con el objetivo de dar más importancia. El Dj tras aquella renovación «Toni el Gitano» dio una personalidad musical y diferente a la habitual atrayendo nuevo publico. Años después fue sustituido por Jose Conca. El Dj estuvo, nada más y nada menos, que 16 años al orden de la música de Chocolate.

Himnos que serán siempre recordados como In the Hall of Mountain King o Let Yourself Go, canciones que anunciaban que el día y la noche (día) ya estaba finalizando.

Let Yourself Go por ThePrivateReserve – Fuente Youtube

La sala Chocolate cerró en 2007 después de haber tenido diversos cierres. Un año después se tuvo la intención que se volviese a abrir con un nuevo propietario en frente de un nuevo propietario pero al final no hubo acuerdo.

Atrás quedarán aquellos recuerdos para los que sí vivieron lo que era una noche valenciana de fiesta.

Chocolate en los 80. Video por Vicente Collado – Fuente Youtube

Deja un comentario