En Lugo unos okupas llaman a los agentes de la policía para conseguir que echasen a los propietarios de la casa

Unos okupas llaman a la policía y obligan a los ancianos propietarios a marcharse.
Unos okupas llaman a la policía y obligan a los ancianos propietarios a marcharse

La Policía de Lugo obliga a unos ancianos propietarios a marcharse del lugar donde se encuentra su vivienda. Los okupas aseguran que llamaron a la policía porque sentían miedo de los propietarios de la casa que están ocupando.

La pareja a la que pertenece la casa es un matrimonio de 84 y 91 años, quienes tuvieron que alojarse en casa de sus familiares durante el confinamiento y, ahora, su casa ha sido ocupada.

Una nieta de la familia fue la que se llevó la sorpresa cuando se acerco a la casa de sus abuelos y detectó movimiento de personas dentro del domicilio. Acto seguido decidió poner una denuncia en la Policía Nacional.

Los okupas, un grupo de cinco personas de entre 18 y 31 años, fueron arrestados por la policía durante una de sus salidas del hogar. Este grupo fue acusado de un delito de robo con fuerza.

Durante los días que permanecieron en la casa, todos los enseres de la pareja estaban revueltos y enrollados en sábanas, los cuadros descolgados y los muebles destrozados.

Deja un comentario