El policía del estado de Michigan actuó con rapidez y calma para salvar al bebe de tres meses que se ahogaba por tomar leche.

Los heroes existen. Y no son esos que llevan capa como lo han pintado desde hace muchos años. Más bien los heroes que tenemos serían aquellos doctores que se han enfrentado al coronavirus, los bomberos que rescatan de las llamas o los policías que actúan rápidamente.

Esto sucedió en la ciudad de estados unidos hace pocos días. La comisaría de policía de Michigan recibía una llamada por parte de una madre en apuros y nerviosa al ver que su bebe no respiraba. El niño estaba bebiendo leche de un biberón cuando se empezó a ahogar. Tras la llamada, el agente Cameron Maciejewski acudió rápidamente al domicilio y en el momento en el que detuvo el coche, la madre entre lloros, salió en su búsqueda.

policía
Unsplash – Common License

Lo primero que hizo el agente fue tranquilizar a la madre al ver que el niño parpadeaba, eso era buena señal. Manteniendo la calma, cogió al bebe le dio la vuelta y le dio pequeños golpes en la espalda. Al cabo de los segundos, el bebe reaccionó entre lloros.

En el comunicado de la policía reconocen que si no llega a ser por la valentía del momento y la calma y rápida actuación del agente Maciejewski quizás se hubiese narrado otra historia.

Deja un comentario