Si todo procede como lo esperado, la producción de la vacuna de Oxford contra el Covid podría iniciaría de forma masiva a partir de Septiembre

Se hablaban de muchas vacunas que estaban en la carrera para ser la primera contra el coronavirus. Sin embargo, hay una que parece que tiene todas las posibilidades de ser la cura al infierno que se está viviendo. La vacuna de Oxford contra el Covid es la que más esperanzas ofrece: segura y «parece» que crea un sistema inmune en el organismo, según ha confirmado The Lancet.

person holding laboratory flask
Photo by Chokniti Khongchum on Pexels.com

En la vacuna de Oxford contra el Covid también colabora Astra Zeneca, la farmacéutica sueco-británica. Con ella se proporciona doble protección contra el Covid-19: desarrollar glóbulos blancos y anticuerpos para luchar contra el coronavirus. Asimismo, nuestro cuerpo reconocería las células afectadas a largo plazo. Por lo que se puede saber hasta ahora, los linfocitos se desarrollan a los 14 días y los anticuerpos tardan el doble, es decir, 28 días.

ChAdOx1 nCov-19, así se llama la vacuna que se ha desarrollado a una velocidad que nunca antes se había hecho. Ya se encuentran en la fase 3 de ensayo cuando normalmente una vacuna como la desarrollada podría llevar varios años hasta llegar a esta fase de ensayos.

Por lo que da a conocer The Lancet, la vacuna no producirá efectos secundarios. Las únicas reacciones pueden ser dolor de cabeza y fiebre, que sería tratado con paracetamol.

Aunque los resultados son esperanzadores, queda mucho por hacer. Pero si todo continua a este ritmo, la vacuna podría estar lista para el mes de septiembre o inicio del próximo año.

Deja un comentario