Los principales centros culturales como cines, museos y teatros se blindan contra el virus mediante mascarillas, mamparas y geles.

La cultura nunca se dio por vencida por un virus. Durante le periodo de confinamiento, los museos más prestigiosos del mundo seguían abriendo sus puertas de forma online. Ahora cuando han pasado 51 días desde que los museos abrieron sus puertas en el país, es hora de hacer balance de asistencia y funcionamiento.

La reapertura del museo El Prado se consideró todo un éxito. Con su exposición Reencuentro los más fieles a la pintura se acercan al museo, alrededor de 1.800 visitas diarias son las que llegan para ver esta exposición con 250 obras representativas de la colección permanente. Sin embargo, el número de visitas en junio ha caído considerablemente respecto al curso anterior, en total 150 mil personas menos.

Ver «un Picasso» con mascarilla

La seguridad lo es todo en el museo. Ver los cuadros con mascarillas es la obligación establecida por la institución. Ahora ver el Guernica es el sueño de muchos que se acercan al museo, pues el aforo de la sala donde está expuesto el cuadro más reconocido por Picasso es de 30 personas. Además, las zonas están señalizadas para la movilidad de los visitantes.

Pedir un mapa del museo no está permitido. La app del museo está actualizada para que los visitantes puedan recorrer sus salas.

Ópera diferente

El balance del Teatro Real ha sido positivo. 20 funciones se han llevado a cabo en el teatro representando La Traviata, asistiendo un total de 15 mil espectadores. Por lo que se ha podido conocer, no ha habido ningún incidente relacionado con la salud del público.

El director general del Teatro Real ha reconocido que las representaciones están siendo muy especiales.

Teatros sin entrada impresa

Ya se podía hacer de hace tiempo pero ahora es obligatorio. La población estaba acostumbrada a acudir a las taquillas de cine en lugar comprarlas online. Ahora las taquillas están vacías, obligando a los cineastas a adquirir las entradas de forma electrónica.

Deja un comentario