El Ayuntamiento de Catarroja se junta con el de Massanassa para tratar el problema del agua embalsada en el barranco que les une

Los ayuntamientos de ambos municipios llevan más de una semana abordando el problema del barranco que separa los dos pueblos. Exactamente, el punto que se trata en las reuniones que han mantenido Massanassa y Catarroja es el agua embalsada en el barranco, la cual se queda estancada y aflora, generando que la plagas de mosquitos tigres sean cada vez más. Además, este barranco va a parar al Parque Natural de la Albufera, lo cual ven necesario que se estudie el caso.

Por lo tanto, ambos ayuntamientos discutieron el tema con el comisionado de agua y lo discutieron en una reunión conjunta con su equipo técnico. Finalmente, la Confederación Hidrográfica de Júcar, que está a cargo de la cuenca, les pidió que realizaran una visita técnica y una conferencia, que debía celebrarse hoy (viernes 31 de julio), pero finalmente fue cancelada y se trasladó a fines de agosto. La decisión de posponer la resolución del problema molestó a los alcaldes.

Los alcaldes están decepcionados por parte de la Confederación Hidrogràfica del Júcar al retrasar la reunión, ya que cuando se efectúe esta la temporada de plagas estará llegando ha su fin. Por otra parte, el alcalde de Massanassa busca también soluciones contra los malos olores

Prevenir las picaduras de mosquitos

agua embalsada en el barranco
Photo by Pixabay on Pexels.com

Por el momento, hay que evitar las picaduras de los mosquitos tigre. Debido principalmente al agua embalsada en el barranco, son muchas las zonas del municipio de Catarroja que cuentan que las plagas de estos insecto. De este modo, se aconseja no dejar recipientes de agua en balcones o ventanas de las casas, pues son los principales nidos de reproducción de los mosquitos tigres. Además, se aconseja el uso de repelentes para prevenir picaduras que conlleven a reacciones alergicas.

Deja un comentario