La mujer recibía una prestación por invalidez y le reducen la pensión por emanciparse su hijo

La familia ya pasaba apuros antes de que a la mujer conocer que le reducen la pensión. Algunos comercios les ofrecían productos que la familia los pagaba posteriormente; la familia cobraba la pensión y les volvían a fiar. Sucedía igual con los recibos del hogar, farmacéutica o cuentas del banco.

El marido cobra una prestación de 648,70 euros después de muchos años de trabajo. Ella recibe una Pensión No Contributiva desde que tuvo un accidente en 1991 dejándola invalida. Desde entonces ha estado recibiendo una ayuda por parte del estado de 395,60 euros. No obstante, el 1 de julio, la ciudadana de Valencia recibió un comunicado desde la dirección territorial de Valencia la Conselleria de Igualdad Y Políticas donde mostraba que desde ese momento le reducen la pensión de casi 400 euros a 98 euros. Asimismo, en el comunicado por parte de la institución le indicaban que debía devolver 296,80 euros.

La mujer se presentó inmediatamente e la dirección territorial de Valencia donde se le comunicó via oral que debía de quitar del empadronamiento de su domicilio a su hijo. De esta forma, volverían a reevaluar la Pensión no Contributiva.

La familia entre lágrimas se encuentra en una situación en la que deben afrontar las facturas con una baja subvención. La familia no tiene aire acondicionado con la ola de calor que hay en Valencia, pero tampoco ponen el ventilador para reducir al máximo el consumo de luz.

Mayor subvención con los hijos en casa

La Consellería de Igualdad y Política informaron que las Pensiones No Contributivas siempre son mayores cuando los hijos residen en los hogares. Si son menores la pensión es mayor porque están a cargo de la persona que la recibe y si son mayores para que no sean penalizados.

Deja un comentario