Reciclar plástico es una oportunidad para los alemanes mientras que para los españoles es una gran obligación por las que pagan tasas

Alemania paga por reciclar plástico a sus ciudadanos mientras que España les cobra.
Alemania paga por reciclar plástico a sus ciudadanos mientras que España les cobra

Alemania tiene instalada en sus supermercados unas máquinas que reciclan botellas de plástico PET a cambio de algunos descuentos. Con esta iniciativa se quiere conseguir que la población alemana salga beneficiada de algún modo para motivarles a reciclar el plástico.

Es muy habitual ver a los ciudadanos acudir al supermercado con botellas de plástico y latas de aluminio para insertarlas en la máquina de reciclaje. Pero no solo ocurre en Alemania, sino en 32 países más del mundo, entre ellos Noruega, Finlandia, Suecia, Dinamarca y Holanda.

De esta forma, los productos que se venden en botellas se venden por unos céntimos más, así pues solo paga el que no recicla y el que contamina lo paga. Pues no se beneficia de los próximos descuentos obtenidos por la máquina de reciclaje.

Gracias a un estudio, se ha podido demostrar que el 98,5% de los envases que se utilizan en Alemania se reciclan a través de estas plataformas instaladas en los supermercados.

España es el segundo país que más plástico deriva al Mar Mediterráneo pero, esta forma de vida no se ha instaurado por el momento porque a la empresa Ecoembes no le interesa económicamente.

Es una multinacional que se encarga de gestionar el reciclaje en España y se niega a implantar el proceso de retorno. No obstante, con el sistema actual está gestionando un negocio millonario cobrando tasas a todos los ciudadanos con un beneficio de unos 13.000€ al mes.

Cada vez son más países en todo el mundo los que llevan a cabo este método para beneficiar al medio ambiente mientras que España ni se plantea llevar a cabo esta potente iniciativa que motivará a toda su población a reciclar de forma activa.

Deja un comentario