La Organización Mundial de la Salud ha reconocido frente a los medios de comunicación que es difícil que exista una cura para el Covid

Todos esperan la famosa vacuna que ponga punto y final a la pandemia que golpea el mundo desde diciembre del año pasado. Hasta el momento muchos países han recurrido a un estado de alarme prohibiendo a sus ciudadanos a hacer actividades de las cuales estaban acostumbrados. Cuando parece que la vacuna de Oxford podría estar preparada a finales de año para ser proporciona, la Organización Mundial de la Salud da una opinión con pocas esperanzas.

person holding injection
Photo by Retha Ferguson on Pexels.com

Después de haber alcanzado los 17,6 millones de contagiados en el mundo y pasado el medio millón de personas fallecidas los ciudadanos de todos los países veían el final de esta pesadilla mucho más cerca.

Sin embargo, el director de la organización, Tredos Adhanom Ghebreyesus, ha reconocido en un rueda de prensa que por el momento no se ha encontrado una solución al virus aunque los proyectos por la creación de una vacuna estén muy desarrollados. «No hay solución y quizá nunca la haya» así de claro ha sido el director de la OMS. Además, también añadió en la rueda de prensa que los efectos pueden durar décadas. «La pandemia es una crisis sanitaria que solo se vive una vez cada 100 años y sus efectos tendrán efectos durante décadas» confirmó. Ahora bien lo que no ha dejado muy claro el director es si serán 20 o 30 años estos efectos.

Así pues, para controlar los brotes que están resurgiendo Tedros Adhanom llama a la responsabilidad de todos los países para mantener el control hasta que la cura para el covid llegue. Hay que mantener el control de la pandemia con todas las armas que la sociedad tiene. Las mascarillas y el continuo lavado de manos es la principal arma que se tiene para no seguir expandiendo el virus.

Deja un comentario