Insomnia, largas jornadas de trabajo, aislamiento, estrés… La crisis sanitaria ha obligado a trabajadores y compañías al realizar el teletrabajo sin haber estado preparados

A mediados del mes de marzo, las oficinas de negocios se vaciaron de trabajadores y las empresas respiraban incertidumbre en el ambiente. 7 de cada 10 empresas de España mandaron a una gran parte de sus trabajadores a sus hogares. Más de 3 millones de empleados trabajaron desde sus casas durante el estado de alarma. 4 veces más que el 4,8% de trabajadores que teletrabajaban una parte de la semana.

apple devices books business coffee
Photo by Serpstat on Pexels.com

La inmersión de trabajar de forma remota por la crisis del coronavirus fue bastante inesperado. Los trabajadores del país cambiaron su oficina de un día para otro y en lugar de abrir el portátil en el escritorio tuvieron que abrirlo en la mesa del comedor. Las compañías buscaron en en tiempo plataformas seguras y el modo de organizar virtualmente tareas imprescindibles, como explica la directora de Relaciones Laborales de la patronal CEOE, Rosa Santos. Después de 5 meses teletrabajando y viendo el número de rebrotes, las autoridades sanitarias recomiendan continuar con el teletrabajo.

Los empleados han trabajado más. Según el proveedor NordVPN, Europa hasta 2 horas de más al día y en Estados Unidos hasta 3 horas diarias. 1 de cada 4 trabajadores ha tenido que trabajar en su tiempo libre. Durante esta nueva forma de trabajo que se vive se ha hecho desde la silla, el sofa o la misma cocina, compartiendo espacios con parejas e hijos.

¿Teletrabajar era esto? Según dicen los expertos, no. La sociedad se ha encontrado en una situación en la que el teletrabajo tuvo que juntar estrés de un virus, familiares y conocidos enfermos y niños que dejaron de ir a la escuela. Se podría describir el teletrabajo en tiempo de crisis sanitaria como un horror.

Deja un comentario