Un menor de 13 años ha apuñalado a su padre por quitarle el teléfono móvil, los hechos se han llevado a cabo en Palma de Mallorca

Niño de 13 años apuñala a su padre en Palma por quitarle el teléfono móvil
Niño de 13 años apuñala a su padre en Palma por quitarle el teléfono móvil

Un menor de 13 años ha apuñalado a su padre en un chalet de Palma de Mallorca. Al parecer se inició una discusión entre ambos sobre el teléfono móvil, la cual condujo a que el padre le quitase el Smartphone a su hijo.

El pequeño, no conforme con su decisión, apuñaló a su padre en el brazo y en el hombro. Ahora la Policía Nacional ha iniciado una investigación para esclarecer los hechos y conocer las circunstancias por las que el menor tomó esa decisión.

Los hechos se llevaron a cabo durante la tarde del pasado domingo cuando se inició una discusión en el domicilio familiar a raíz de que el padre le quitase el teléfono a su hijo. Seguidamente, según cuentan fuentes cercanas, el menor cogió un cuchillo de la cocina y le asestó siete cuchilladas a su padre en el brazo y en el hombro.

Afortunadamente, el hombre se encuentra fuera de peligro, pues las heridas no han sido de gravedad. Fue él mismo el que salió ensangrentado a la calle y llamó a los servicios de emergencia.

Según el pequeño, escuchaba voces que le pedían que matase a su padre por lo que le había hecho. El hombre no ha querido denunciar a su hijo por sus actos y, este no va a ser imputado por ningún delito ya que, al tener 13 años es imputable.

Por ahora el pequeño se encuentra en manos de los servicios de psiquiatría del hospital de Son Espases de Palma de Mallorca.

Un menor de 13 años ha apuñalado a su padre en un chalet de Palma de Mallorca. Al parecer se inició una discusión entre ambos sobre el teléfono móvil, la cual condujo a que el padre le quitase el Smartphone a su hijo.

El pequeño, no conforme con su decisión, apuñaló a su padre en el brazo y en el hombro. Ahora la Policía Nacional ha iniciado una investigación para esclarecer los hechos y conocer las circunstancias por las que el menor tomó esa decisión.

Los hechos se llevaron a cabo durante la tarde del pasado domingo cuando se inició una discusión en el domicilio familiar a raíz de que el padre le quitase el teléfono a su hijo. Seguidamente, según cuentan fuentes cercanas, el menor cogió un cuchillo de la cocina y le asestó siete cuchilladas a su padre en el brazo y en el hombro.

Afortunadamente, el hombre se encuentra fuera de peligro, pues las heridas no han sido de gravedad. Fue él mismo el que salió ensangrentado a la calle y llamó a los servicios de emergencia.

Según el pequeño, escuchaba voces que le pedían que matase a su padre por lo que le había hecho. El hombre no ha querido denunciar a su hijo por sus actos y, este no va a ser imputado por ningún delito ya que, al tener 13 años es imputable.

Por ahora el pequeño se encuentra en manos de los servicios de psiquiatría del hospital de Son Espases de Palma de Mallorca.

Deja un comentario