Laura Alabau, la jues del juzgado número 3 de Valencia, anula el confinamiento de Benigànim, ya que solo se contabilizan los contagios y no otros datos necesarios.

Laura Alabau,la titular del juzgado número 3 de la capital valenciana y conocida en la pasada década por denegar las bodas homosexuales en Denia, no permitió el confinamiento de la población de Benigàmin, al cual se le notificaba confinamiento obligatorio, ya que se opta medidas más gravosas que las que se decretaron durante los meses de marzo y mayo.

Tanto la magistrada como la Fiscalía informan que las medidas que se han tomado por parte de Sanidad en el municipio son desfavorables. Ana Barceló dirigió desde su departamento una resolución a la notificación del juzgado 3 de Valencia para que el confinamiento dictado en el municipio de Benigànim siga activo. Esta práctica se está llevando a cabo en otras ciudades con la finalidad de evitar la expansión del virus.

Laura Alabau destaca que las medidas sobre la población de Benigànim son restrictivas al derecho fundamental y además resultan privativas. Asimismo, añade que Sanidad a optado por unas medidas que incluso son más dañinas que las del estado de alarma decretado en marzo.

Alabau se aferra al decreto 514/20 del estado de alarma en el cual se explica que «es fundamental no sólo en el número de contagios, sino en el número de ingresos hospitalarios, ingresos en UCI y muertes». En este caso, Sanidad solo ha facilitado el número de contagios contabilizados en Benigànim durante todo el periodo de pandemia. También añade que de no contabilizar fallecidos, ingresos hospitalarios, UCI, etc. se debería de recurrir a cualquier confinamiento durante las diversas estaciones del año. Para finalizar,, recuerda que las medidas llevadas a cabo en el estado de alarma han causado un alto coste económico y social, dificultades en la salud mental de los ciudadanos y cambios radicales en la vida de los habitantes de España.

Deja un comentario