La directora de la ONG AnimaNaturalis, Aïda Gascón, exige a los responsables de los Ayuntamientos que dejen de subvencionar los correbous de Cataluña y que este dinero se destine a fortalecer la sanidad o la cultura esencial.

AnimaNaturalis y CAS International convocan un acto de protesta ante la Generalitat para denunciar el dinero público destinado a los actos taurinos de Cataluña.

Día: Jueves 15 de octubre

Hora: 11: 30h

Lugar: Plaza Sant Jaume de Barcelona

La Atención Primaria catalana afronta una segunda ola sin recursos para combatirla, y desde las entidades piden que los ayuntamientos hagan un ejercicio de responsabilidad con el dinero de todos, y dejen de financiar los actos taurinos de ahora en adelante.

«Dejad de pagar 850.000 euros en espectáculos de maltrato animal y empezad a invertir ese dinero en cosas que de verdad necesita la sociedad», reclama Gascón, responsable de una exhaustiva investigación de AnimaNaturalis y CAS International, que están realizando para conocer las cantidades de dinero público directos que se destinan a realizar espectáculos populares con toros en toda España. Mediante la ley de transparencia, están solicitando los presupuestos a cada uno de los ayuntamientos de todas las autonomías.

En Cataluña, la investigación prácticamente ha finalizado, a la espera de que expiren los plazos legales de respuesta por parte de los 30 ayuntamientos contactados, los únicos que organizan fiestas populares con toros en esta comunidad. Concretamente, la consulta se ha hecho referente a los presupuestos destinados a pagar a las ganaderías, seguros, servicios veterinarios y ambulancias, así como infraestructuras o el pago a los expertos taurinos encargados de velar por el orden y desarrollo de la actividad.

Algunos Ayuntamientos no han respondido a la petición, pero sí lo han hecho la mayoría, por lo que AnimaNaturalis y CAS International concluyen que el gasto total en fiestas taurinas en Cataluña ronda los 850.000€, una cifra que sufre pocas variaciones año tras año.

Vidreres, la Aldea, Paüls y la EMD de Jesús, no han facilitado todavía los presupuestos, y con dos de los ayuntamientos hay abierto un trámite de mediación entre los ayuntamientos y AnimaNaturalis, antes de llegar al plazo en el que la entidad animalista podría interponer un recurso contencioso administrativo, por considerar que estos ayuntamientos estarían vulneran los derechos reconocidos por la Ley 19/2014 de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, que existe para que los ciudadanos puedan obtener el conocimiento necesario con el fin de poder evaluar las actuaciones públicas y garantizar un ejercicio del poder público responsable. En un contexto de estado democrático y de derecho, todos los poderes públicos están obligados a dar cuenta a la ciudadanía de su actividad y de la gestión de los recursos públicos.

La mayoría de ayuntamientos sin embargo, sí han respondido dentro del plazo, y desde las entidades destacan que el Ayuntamiento que más dinero destina a los actos con toros es Amposta, con 123.912€ que durante el año 2019 destinó a un total de 42 fiestas con toros en las diferentes festividades y barrios, que incluyen 17 toros embolados, 7 toros ensogados, 13 espectáculos de toros en la plaza y 5 de toros en la calle. Por otra parte, AnimaNaturalis pone el foco en el municipio donde más caros salen los correbous de Cataluña: Mont Roig del Camp destinó la suma de 20.396€ para sólo dos espectáculos. El segundo municipio que más gasta en actos taurinos es Sant Carles de la Ràpita, que destinó 68.658€ en organizar 26 espectáculos con toros, seguido de Alcanar, que destinó 62.848€.

«Pedimos, ahora más que nunca, que todo ese dinero se destine a sanidad, empleo, ayudar a las familias vulnerables … y a fortalecer la cultura esencial, la que nos une a todos los catalanes, la que no genera rechazo ni división, pero sí riqueza cultural y económica», pide Gascón.

Según AnimaNaturalis y Cas International, el 860.000€ destinados a los correbous de Cataluña cada año, se podría destinar al coste de mantenimiento anual de 30 camas UCI, 34 respiradores, 10 profesionales de medicina generalista, 20 enfermeras de hospital, 23,6 mil tests COVID19 y 467 mil mascarillas.

Deja un comentario