Una de las actividades dedicadas a la infancia del municipio e impulsada por la concejalía de Cultura, Diumenges al Parc, cerró el pasado fin de semana el ejercicio 2020 en Catarroja con una espectacular actuación de Canta Canalla. Un colofón a un año muy complicado en el que se ha tenido que modificar y adaptar la programación a las circunstancias de la pandemia, pero que no ha detenido el impulso del actual equipo de gobierno por las actividades culturales para los más jóvenes y todos los de la casa.

“No nos cansaremos de decir que la cultura es segura, pero también es fundamental para el desarrollo del vecindario más joven de Catarroja. Este año 2020, un año diferente a lo habitual, hemos consolidado una programación que las familias ya esperan, lo que nos da impulso para seguir ofreciendo actividades culturales al aire libre, plenamente seguras y que promuevan todos los valores que promulgamos también como Ciudad Educadora”, ha explicado Dolors Gimeno, la concejala de cultura del pueblo de Catarroja a sus ciudadanos.

diumenges al parc
Banco en medio de un parque verde.

Este año 2020 la programación ha tenido que adaptarse a todas las medidas que aconsejaban desde el Govern del Botànic, por lo que la itinerancia pretendida se ha tenido que ver reducida a dos parques, plaça dels Furs y Paluzié. El objetivo era buscar espacios donde se pudiera controlar de una manera efectiva el aforo para preservar la seguridad de los asistentes contra el virus, aunque en 2021, si la pandemia lo permite, se volverá al formato más itinerante de Diumenges al Parc.

Por último, desde el Ayuntamiento de Catarroja mostramos la satisfacción por la acogida que ha tenido este año tan complicado. La reserva online, a la que nos hemos visto obligados, dada la actual situación, ha agotado con cada espectáculo las entradas, colocándose Diumenges al Parc en la agenda de las familias catarroginas.

Deja un comentario