El aprendizaje semipresencial ayuda a los estudiantes a ser autodidactas.

El concepto de aprendizaje semipresencial ha existido durante la última década, pero alcanzo la cima en los últimos meses, debido a la pandemia. En algún momento del año pasado, si alguien hubiera sugerido que todo el aprendizaje de los próximos meses se realizaría de forma online y que los estudiantes (y los profesores) no acudirían a las aulas, habría parecido una idea descabellada.

El covid-19 hizo realmente lo que nunca antes nos imaginamos. Obligó a las instituciones educativas y a los educadores a probar la educación online como una opción. Durante los primeros meses, se probaron y evaluaron diferentes modelos de aprendizaje online y se seleccionaron los enfoques que parecían más eficaces. El aprendizaje semipresencial fue uno de los enfoques después de varios meses.

aprendizaje semipresencial
Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

¿Qué es el aprendizaje semipresencial?

El aprendizaje semipresencial combina la enseñanza presencial con actividades en línea. Aunque en la mayoría de los casos se utiliza indistintamente con «aprendizaje combinado», existe una sutil pero importante diferencia entre «aprendizaje semipresencial» y «aprendizaje combinado». En un entorno de aprendizaje combinado, el aprendizaje en línea está destinado a complementar el aprendizaje presencial a través de recursos adicionales como vídeos, artículos, etc. que están destinados a crear una experiencia de aprendizaje enriquecedora. En un entorno de aprendizaje semipresencial, el aprendizaje en línea está destinado a sustituir un elemento de la clase presencial. El material que se facilita a través de la red está diseñado como una alternativa al material presencial y está destinado a aportar flexibilidad a la experiencia de aprendizaje.

Ventajas del aprendizaje semipresencial

Para que el entorno de aprendizaje semipresencial sea productivo, se necesita un plan de estudios especialmente diseñado que implique un conjunto de estrategias diferentes de las que se despliegan en un aula física. Se puede afirmar sin temor a equivocarse que en el futuro hay espacio para que crezcan todos los modelos de enseñanza y aprendizaje, es decir, el aprendizaje presencial, el online y el semipresencial. Sin embargo, no se puede discutir que este tipo de aprendizaje está preparado para crecer de forma significativa. El aprendizaje semipresencial combina poderosamente las ventajas de la personalización con la comodidad para ofrecer un entorno de aprendizaje que es el más adecuado para abordar las necesidades cambiantes de los estudiantes en los tiempos actuales. A continuación se presentan algunas ventajas únicas de este tipo de aprendizaje:

Aprendizaje personalizado

El enfoque del aprendizaje semipresencial hace posible que cada estudiante aprenda a un ritmo que le resulte cómodo, aumentando así la retención. Los estudiantes pueden participar en una variedad de actividades de aprendizaje que se ajustan a sus estilos, lo que les ayuda a obtener una comprensión más profunda de la materia. Al tratarse de un grupo más reducido, las interacciones profesor-alumno pueden ser mucho más personalizadas y eficaces.

Mayor flexibilidad

Un enfoque así da a los estudiantes el control sobre el tiempo, el lugar y el ritmo de aprendizaje. Esta flexibilidad suele traducirse en un aumento de la asistencia y la participación en las clases.

Evaluaciones e informes sofisticados

El uso de la tecnología en el modelo de aprendizaje semipresencial permite realizar evaluaciones exhaustivas de los estudiantes, así como establecer una evaluación comparativa con los compañeros y elaborar informes detallados.

Retroalimentación instantánea

Las evaluaciones personalizadas, la participación en conferencias, los chats con los profesores son formas de proporcionar un feedback inmediato a los estudiantes que es muy valiosa para el aprendizaje.

Uso de la tecnología para aumentar el alcance de la personalización y el compromiso

El uso de la Inteligencia Artificial ayudará a personalizar el aprendizaje para adaptarse a los diferentes estilos de aprendizaje, lo que finalmente conduce a mejores resultados de aprendizaje. La gamificación, el aprendizaje a ritmo propio, los vídeos cortos con ejercicios intercalados son diferentes formas en las que la tecnología puede ayudar a que el entorno de aprendizaje con estas características sea más productivo.

  • Ahorra el tiempo, dinero y energía que se gastan en los desplazamientos a largas distancias
  • Los estudiantes se vuelven autodidactas: En un enfoque con este estilo de aprendizaje, el alumno tiene una responsabilidad considerable para realizar la tarea de aprendizaje. Esto ayuda al estudiante a pasar gradualmente a un estilo de aprendizaje autodirigido, un estilo de aprendizaje que es muy eficaz a largo plazo, especialmente para los estudios superiores.

El aprendizaje semipresencial ha llegado para quedarse. A nosotros, como tecnólogos de la educación, nos corresponde diseñar entornos de aprendizaje que combinen lo mejor del entorno de aprendizaje presencial y del espacio de aprendizaje en línea. A continuación se exponen algunos puntos a tener en cuenta que ayudarán a que el modelo de aprendizaje tenga éxito:

Uso de la tecnología – Para hacer un seguimiento de los puntos en los que los estudiantes flojean y para que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea más interactivo

  • Tomar medidas para superar la «brecha digital» que puede suponer una barrera importante para la igualdad en la enseñanza a distancia.

Deja un comentario