Varias personas fueron acusadas de practicar la brujería en Salem en el año 1692 y condenadas a morir en la horca en los conocidos como  juicios de las brujas de Salem.

Fue en el mes de febrero de 1692 cuando comenzaron a tener lugar algunos hechos extraños en el pequeño pueblo de Salem como el que protagonizó un grupo de niñas que fueron vistas en el bosque desnudas y encendiendo velas mientras, supuestamente, invocaban a los demonios y frotaban sus cuerpos de forma lasciva unas contra las otras.

También hay constancia de que Tituba, la esclava negra del reverendo del pueblo, Samuel Parris, solía practicar viejos rituales vudú, y un día avistaron a una de las hijas y la sobrina del reverendo bailando desnudas en el bosque mientras Tituba realizaba sobre un caldero varios rituales vudú originario de las Barbados, de donde provenía ella. Más tarde, esta sería acusada de formar parte de las brujas de Salem.

las brujas de Salem

Lo que llevó a esta caza de brujas fue el acontecimiento en el que se vieron involucradas dos jóvenes de 9 y 11 años después de comenzar a tener convulsiones, a articular palabras y frases sin sentido, y comportarse como bestias, por lo que acusaron a algunos vecinos del pueblo de ser los responsables de ello.

Se llevó a juicio a los acusados, donde los jueces Jonathan Corwin y John Hathorne presionaron a la hija del reverendo y su sobrina para que señalaran a los culpables, siendo Tituba la primera de ellos. Ésta, para intentar salir impune, dijo que había visto al diablo en el bosque y que todas esas niñas estaban sirviendo a Satanás. También dijo que un hombre misterioso le había entregado un libro al que llamaba “El Libro del Mal” y que en él aparecían los nombres de varios vecinos y las brujas de Salem.

las brujas de Salem

Durante el juicio, se fueron acusando unos a otros basándose simplemente en la vulnerabilidad del otro o la relación que mantenían. De hecho, una mujer fue culpada de ser una de las brujas de Salem por su carácter extrovertido y haberse casado tres veces.


Pocos años más tarde, los tribunales comenzaron a admitir que esos procesos judiciales tuvieron muchas irregularidades y se rechazaron todas las pruebas sobre las brujas de Salem que se presentaron durante los juicios. Hoy en día, se sospecha que las causas de todos esos ataques podrían ser la epilepsia o una intoxicación tras consumir un cereal que se utilizaba para hacer pan y que poseía una toxina de la que deriva la LSD. Aunque la que más peso tiene es la teoría de la histeria colectiva al vivir tan reprimidos durante esos tiempos.

las brujas de Salem

1 Comentario

Deja un comentario