El Ministerio de Interior gastó 2.700€ procedentes de las arcas del Estado en el aparato, para el Ministro Marlaska.

Hace unos días saltaba la noticia de que desde el Ministerio de Interior se había efectuado la compra de una cinta de correr, la cual iba a ser remitida al ministro Marlaska. 2.700€ es la desorbitada cifra del dinero que ha salido de las arcas públicas del Estado.

Desde el propio ministerio, se han excusado diciendo que es peligroso que el ministro haga ejercicio en la vía pública, y que ya existía una máquina similar en el domicilio del ministro Marlaska, en el que lleva viviendo desde el año 2018, y que la han reemplazado con la actual porque la original se había estropeado.

Se contrató el 8 de marzo a Adjudicatario Entornos Tecnológicos y de Comunicación S.L., a través del portal público de contratación y donde se recoge un contrato menor ya resuelto para la “adquisición de una cinta de correr para su uso en la vivienda del ministro Marlaska, situada en el edificio de Paseo de la Castellana, 5 de Madrid.” Es en esta dirección donde los ministros de Interior se trasladan tras tomar su cargo, por temas de seguridad, y se encuentra situado justo encima de las dependencias del Ministerio de Interior.

ministro Marlaska


Tras conocerse la noticia, varios partidos políticos criticaron esta compra y al propio Ministro Marlaska. Consta que Compromís ha registrado una petición de información en el propio Senado para que el ministro responda a algunas preguntas que los ciudadanos tienen en mente, como por ejemplo, por qué deben pagar los contribuyentes esa cinta de correr. Desde el PP, la diputada Ana Belén Vázquez criticó que “se usan las instituciones como un cortijo y utilizan el dinero como si no fuera de nadie.” También Toni Cantó, diputado de Ciudadanos, quien escribió un tuit mostrando su desaprobación y añadió la frase “Él corre, pagamos todos.

Deja un comentario