Seguro que alguna vez has visto la famosa instantánea de los obreros de Nueva York sobre el andamio en el edificio del Rockefeller Center. Pues casi 90 años después de que se tomara esa foto, ha salido a la luz que uno de esos obreros era vasco.

La fotografía titulada “Lunch atop a Skyscraper” fue tomada el 20 de septiembre de 1932, y aunque mucha gente piensa que fue tomada en el famoso Empire State, en realidad se hizo en el edificio RCA del Rockefeller Center, concretamente a la altura del piso 69.

obreros de Nueva York

En ella aparecen once obreros almorzando sentados sobre una viga que se encuentra colgada a más de 250 metros de altura, sin ninguna medida de seguridad y aparentemente tranquilos. A primera vista da la sensación de que esa acción es puramente espontánea, pero la realidad es que estos obreros de Nueva York estaban posando para un reportaje fotográfico de una campaña promocional que ayudase a impulsar de nuevo el crecimiento de los complejos de oficinas tras la depresión económica que sufrió el país.

Al tratarse de una fotografía tan importante, todos nos hemos quedado sorprendidos al conocer que uno de estos obreros de Nueva York era vasco. Natxo Ibargüen, el segundo comenzando por la izquierda, era vizcaíno, y su familia conocía la conexión existente entre el obrero y esta histórica fotografía, pero no ha sido hasta hace unos días que la información salió a la luz gracias a la Asociación Harresi de Balmaseda.

obreros de Nueva York

Natxo emigró a Argentina en 1919 para evitar ir a la Guerra del Rif, aunque más tarde viajaría hasta Inglaterra y de ahí, a Nueva York, donde tras el crack del 29 terminó trabajando en la construcción, y de ahí a formar parte de la historia como uno de los 11 obreros de Nueva York en esa mítica instantánea.

Jamás volveremos a mirar esta foto de la misma manera y sin que se nos venga a la cabeza que uno de esos obreros de Nueva York era en realidad Natxo, de Vizcaya.

Deja un comentario