El tiroteo tuvo lugar en tres salones de masajes asiáticos en la ciudad de Atlanta, en Estados Unidos.

Al menos 8 personas fueron asesinadas durante un tiroteo el pasado martes en tres salones de masajes asiáticos de la ciudad de Atlanta, en Estados Unidos, por un hombre de 21 años identificado como Robert Aaron Long. Las autoridades consiguieron detenerlo al día siguiente a 250 kilómetros del lugar de los hechos. Algunos medios señalan que la motivación del ataque pudo haber sido racial, pues seis mujeres de las ocho víctimas del tiroteo eran de origen asiático.

tiroteo

El primer tiroteo tuvo lugar a las 17:00 hora local en el salón Young’s Asian Massage Parlor, en el condado de Cherokke. En este primer ataque murieron cuatro personas y una quinta resultó herida. Cuarenta y cinco minutos después, a las 17:45, Robert Aaron Long volvió a atacar en dos salones ubicados en la misma manzana, matando así a otras cuatro personas.

El detenido fue identificado gracias a las cámaras de seguridad, y las autoridades afirman que el sospechoso estaba “harto” y tuvo un día “realmente malo”. Además, el propio Robert Aaron Long niega que detrás de estos hechos exista una motivación racista, y lo achaca a una perturbación derivada de su “adicción sexual”. El autor de los disparos veía estos lugares como una tentación que quería eliminar.


Este tiroteo tiene lugar en un momento en el que los estadounidenses de origen asiático están en tensión tras un aumento de crímenes de odio contra su comunidad, y estos sucesos han sembrado el pánico a que sus negocios sean el blanco de futuros ataques. Este odio nace a raíz de la pandemia de la Covid-19, pues atribuyen la culpa del virus a la comunidad asiática al ser la enfermedad causada por un “virus chino”, tal y como dijo el expresidente Donald Trump.

Deja un comentario