Solo los extranjeros tendrán permitido visitar nuestro país en Semana Santa.

Cuando saltó la noticia de que los ciudadanos españoles no podrán desplazarse fuera de su comunidad autónoma durante las vacaciones de Semana Santa, pero sí podrían turistas extranjeros, se creó un gran revuelo.

Son muchos españoles los que se preguntan por qué se autoriza la entrada de franceses y alemanes, en su mayoría, al territorio español y no se permite el desplazamiento entre provincias u otras comunidades autónomas. Ante este debate, Fernando Simón se pronunció y reconoció que no era fácil de explicar.

La ministra de Turismo, Reyes Maroto, ha sido quien ha justificado la llegada de estos turistas internacionales durante Semana Santa con la excusa de que “es más fácil controlar la llegada de este tipo de turismo porque llega principalmente por avión y con una PCR con resultado negativo.”, al contrario de cuando se hace por carretera. Además, añade que en cuanto a los vuelos diarios se refiere “a penas se ha recuperado un 10% de la movilidad respecto a otros años.” y que en el mes de febrero solamente visitaron nuestro país 400.000 viajeros internacionales, cuando en situaciones normales lo hubiesen hecho “hasta seis millones”. Para ella que nos visiten durante Semana Santa “no supone ningún elemento de riesgo.

Semana Santa

Reyes Maroto también ha añadido que se han reforzado los controles para tener más controladas las llegadas de los turistas y ha añadido que la movilidad durante la Semana Santa va a ser “prácticamente inexistente”.


Esta permisividad por parte del Gobierno con la llegada del turismo internacional a España ha despertado el temor de gran parte de la población a que se disparen los contagios, sobre todo en Baleares, donde los turistas alemanes no hacen más que llegar en masa tras la decisión de la canciller alemana de levantar las restricciones de no viajar al territorio balear al no considerar el archipiélago como una zona de riesgo.

Deja un comentario