La vacuna española contra la Covid-19 será monodosis e intranasal.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas afirma que la vacuna española podría unirse a las de Pfizer, Astrazeneca o Moderna, entre otras, a finales de este mismo año “si todo va bien”, dice Vicente Larraga, investigador del CSIC.

Además, la vacuna española viene acompañada de una gran novedad, y es que no sería necesario en un principio que fuese administrada mediante un pinchazo, sino a través de un parche. Como dice el experto Vicente Larraga, “es una vacuna de ADN sintética, estable a temperatura ambiente. Estamos intentando que se pueda aplicar con parches , y si todo va bien, a finales de año podría empezar a administrarse”.

Esta característica en la vacuna española haría posible la administración de la misma sin necesidad de disponer de personal altamente cualificado para poder aplicarla.

la vacuna española

En cuanto a las variantes nuevas que aparecen del virus alrededor de todo el mundo, Larraga dice que la vacuna española podría adaptarse “en pocas semanas” a ellas para que fuese efectiva. Otro de los objetivos del CSIC en cuanto a esta vacuna es que pueda ser exportada a otros países, especialmente a aquellos que no cuentan con los medios necesarios para conservar las actuales, ya que la vacuna española se conserva a temperatura ambiente.

Vicente Larraga se siente muy orgulloso de que España se encuentre entre los países desarrolladores de vacunas, y que esté llevando a cabo las investigaciones pertinentes para la vacuna española, ya que cree que “depender de otros para mantener la salud de tus ciudadanos es algo realmente malo. Que seamos independientes es importante”. Además, también da por finalizada esta carrera por la vacuna y asegura que lo que toca ahora es “ofrecer una vacuna efectiva, segura y que tenga algunas ventajas. Que sea esterilizante o que tenga facilidad de distribución. Debe completar y mejorar lo que hay actualmente”.

la vacuna española


La vacuna española tiene todas las papeletas para ser una de las mejores del mundo por ser autoamplificable, ya que la dosis de ARN que se inyecta puede multiplicarse por 5.000 veces dentro del organismo; origina una inmunidad esterilizante con la que no solo la persona vacunada no enferma, sino que tampoco pueden propagar el virus; y, por último, además de mediante los parches, podría administrarse también por vía intranasal, principal puerta de entrada del virus.

Deja un comentario