Llevando un estilo de vida saludable es posible prevenir infinidad de enfermedades como las cardiovasculares, entre muchas otras.

Para tener un estilo de vida saludable es importante tener en cuenta los dos principales y más importantes aspectos para una vida sana: la dieta y el deporte.

Cuando hablamos de dieta nos referimos a alimentarnos conforme nuestras necesidades vitales y evitando aquellos alimentos completamente nocivos para nuestro organismo. Las características de una dieta dentro de un estilo de vida saludable son: incluir 5 raciones diarias de fruta y verdura; consumir diariamente cereales; comer pescado azul dos veces por semana; evitar comer carne roja en exceso y sustituirla si es posible por carne blanca, ya que solemos comer más carne de la recomendada; utilizar una cantidad limitada de aceite de oliva (lo recomendable es una cucharada sopera al día); evitar los alimentos fritos o rebozados y sustituirlos por los cocidos, a la plancha o al horno; evitar la cocina precocinada.

estilo de vida saludable
estilo

En cuanto al deporte dentro del estilo de vida saludable, se recomienda realizarlo porque activa el sistema circulatorio y mejora el riego sanguíneo, disminuyendo la posibilidad de padecer problemas cardiovasculares. También se mejora la circulación venosa, evitando de esta manera las varices y la retención de líquidos. Además, al movernos mejora considerablemente nuestra flexibilidad, manteniéndonos ágiles y reduciendo el cansancio y las limitaciones físicas.

Por otro lado, estos dos factores no son los únicos que debemos tener en cuenta para mantener un estilo de vida saludable. También debemos evitar el estrés, pues éste nos puede llevar al cansancio crónico; dormir unas 8 horas diarias; controlar el colesterol y la presión arterial; reducir la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco y otras drogas, y mantener un peso equilibrado.


Finalmente, una buena higiene tiene un gran papel dentro de una vida saludable, al igual que el equilibrio mental y la actividad social, ya que no solo debemos cuidarnos por fuera, sino también por dentro.

Deja un comentario