Las Siete Maravillas del Mundo representan el auge de la habilidad en ingeniería, arquitectura y belleza artística, aunque existen siete del mundo antiguo y siete del mundo moderno.

Las Siete Maravillas del mundo antiguo y moderno se caracterizan por ser construcciones extraordinarias y logros arquitectónicos asombrosos. Las del mundo antiguo desaparecieron demasiado pronto, pero consiguieron sentar las bases de lo que la humanidad podía llegar a conseguir. Pero, ¿quiénes decidieron cuáles serían estas maravillas? La respuesta se encuentra en la Antigua Grecia, pues fueron los griegos quienes durante sus viajes fueron creando una especie de guía en las que anotaban lo que ellos consideraban de especial interés para futuros turistas. Es por esta razón que las Siete Maravillas del mundo antiguo se encuentran en el Mediterráneo.

Se escogieron siete solamente por la connotación espiritual del número y porque los griegos creían que representaba la perfección. Seis de esas Siete Maravillas del mundo antiguo están perdidas o destruidas desde hace bastante tiempo, y entre ellas se encuentran la gran pirámide de Guiza, con una altura original de 146,5 metros, que todavía se mantiene erguida al norte de Egipto. También añadieron a esa guía el mausoleo de Halicarnaso, mandada construir por Mausolo con mármol blanco. La estatua de Zeus en Olimpia, que coronó el lugar de los primeros Juegos Olímpicos, medía 12 metros y Fidias la llenó de materiales preciosos. Hoy en día no se sabe si la escultura se destruyó junto al templo o en el incendio durante su traslado a Constantinopla.

las Siete Maravillas del mundo

 La más misteriosa de las siete son los Jardines Colgantes de Babilonia, pues lo único que se conoce de ellos es mediante los escritos en los que aparecen descripciones detalladas. De hecho, no se ha podido demostrar su existencia, aunque de haber sido así se trataría de una gran hazaña al haber mantenido tal jardín vivo en los desiertos de Irak. El Faro de Alejandría tardó en ser construido más de una década, y midió 140 metros de altura. Muchos opinan que la maravilla más grandiosa de esa época fue el Templo de Artemisa, en cuyo interior se podía visitar una gran estatua de la diosa donde rendirle homenaje. La última de las Siete Maravillas del mundo antiguo es el Coloso de Rodas, que curiosamente también fue la última en ser construida aunque de las primeras en desaparecer. Se trataba de una enorme estatua del dios Helios que estuvo en construcción durante 12 años para celebrar un triunfo militar y midió 32 metros de altura.

En cuanto a las Siete Maravillas del mundo moderno, fueron escogidas en el año 2007 por ciudadanos de todo el mundo al solo mantenerse en pie hoy en día la pirámide de Guiza. Diferentes personas de todo el mundo pudieron elegir las Siete Maravillas del mundo moderno con la única condición de que se hubieran construido antes del año 2000 y todavía siguieran en pie. 

las Siete Maravillas del mundo


Los monumentos seleccionados fueron la antigua ciudad maya de Chichén Itzá en México; el Coliseo de Roma, el anfiteatro más grande jamás construido y el monumento más importante de la ciudad; la estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro, de 30 metros de altura, es una de las estatuas más grandes del mundo; la Gran Muralla China, una antigua fortaleza que sirvió a los chinos como defensa ante los posibles ataques de los mongoles. Originariamente, la muralla tenía una longitud de 21 mil kilómetros, y millones de obreros perdieron la vida durante su construcción, siendo enterrados a su alrededor y considerándola el mayor cementerio del mundo.  Otra de las Siete Maravillas del mundo moderno es el antiguo poblado inca de Machu Picchu en Perú, construida durante el siglo XV a 2.500 metros sobre el nivel del mar. El yacimiento arqueológico de Petra en Jordania también fue escogido en esa votación. La capital del antiguo reino nabateo fue esculpida sobre la misma roca y data del siglo VIII a.C., además de haber formado parte de las localidades por las que pasaba la Ruta de la Seda. Finalmente, la última maravilla del mundo moderno es el Taj Mahal de la India, construido a mediados del siglo XVII como mausoleo para enterrar a la esposa del emperador.

Deja un comentario