El 53% de las personas informadas cumplía la normativa que implica llevar bolsas para recoger los excrementos de sus animales domésticos y botellas con agua para las micciones.

Durante el mes de abril las patrullas de la Policía Local de la Catarroja han realizado controles de las ordenanzas relativas a animales domésticos. El objetivo de esta acción ha sido comprobar el cumplimiento de la normativa municipal que implica la recogida de los excrementos y la obligatoriedad de llevar una botella para las micciones.

Los controles se han efectuado en 34 puntos del pueblo, principalmente en parques y zonas más concurridas, con 258 propietarios de perros, de los cuales: 139 cumplían toda la normativa (el 53%), 113 no llevaban la botella para la orina (43,79%) y únicamente 6 no llevaban ni bolsas ni botella (poco más del 2%).

“El gran trabajo desarrollado por las patrullas nos dice que la mayoría del vecindario cumple la normativa y a la vez nos indica en qué aspectos tenemos que incidir para conseguir mejorar estas cifras” afirma Martí Raga, regidor de Urbanismo y Limpieza Viaria.

animales domésticos

El Ayuntamiento de Catarroja fue de los primeros en implantar la obligación de llevar una botella de agua para diluir la orina de los perros en las ordenanzas municipales para minimizar los efectos de corrosión y olor en el espacio público. Esta medida vino acompañada del reparto de botellas específicas.


“Después de poco más de dos años de estar en vigor, comprobamos que más de la mitad de la población cumple con esta medida pero que todavía tenemos mucho margen de mejora y es en esta dirección en la que tenemos que incidir en las campañas de concienciación” continúa Raga.

Deja un comentario