España ha establecido un nuevo límite de velocidad de 30 kilómetros por hora en la mayor parte de las carreteras de las zonas urbanizadas para disminuir el número de accidentes con víctimas gravemente heridas y mortales. En las calles muy estrechas de la ciudad con un solo carril, como suele ser el caso en los cascos antiguos, pueden circular a un nuevo límite de velocidad de 20 kilómetros por hora. Únicamente en las calles de la ciudad que cuentan con más de un carril en cada dirección el límite de velocidad permitido sigue siendo de 50 kilómetros por hora. Cómo se puede observar en la segunda ciudad más grande de España, Barcelona, hay un nuevo límite de velocidad de 30 kilómetros por hora en el 75 por ciento de todas las carreteras, escribió el periódico «La Vanguardia«. Quién no se mantenga ante el nuevo límite de velocidad y conduzca más rápido de lo permitido, se expone a ser multado de entre 100 y 600 euros cómo a la sustracción de hasta seis puntos de los ocho puntos que tienen los nuevos conductores. Si la deducción de los puntos llega a los ocho, el permiso de conducir se pierde. Estas nuevas reglas aplican para todo conductor, independiente de su origen. Por lo que también turistas alemanes, por ejemplo, deben tener cuidado, ya que las multas de España pueden ser ejecutadas en Alemania. Sin embargo, sigue siendo problemático el control de las nuevas normas. De momento, los controles de velocidad sólo se han empleado en las carreteras principales de España.

red and white stop sign
Photo by Markus Spiske on Pexels.com

El jefe de la Dirección General de Carreteras (DGT), Pere Navarro, ha justificado el nuevo límite de velocidad por el gran número de víctimas mortales en el interior de las ciudades. Pere Navarro afirma que la velocidad que era permitida hasta ahora, 50 kilómetros por hora, era verdaderamente una paradoja. Informa que en el año que precedió la pandemia de corona virus, 2019, murieron 509 personas en accidentes de tráfico en zonas urbanas en España. Con la implementación del nuevo límite de velocidad, el riesgo de que un peatón muera atropellado se puede reducir hasta un 80%.

Deja un comentario