Valencia se vuelve a poner de fiestas después de que el coronavirus suspendiera abruptamente la celebración de las fallas, aunque muchos de los monumentos falleros estaban ya medio montados en la calle, en marzo de 2020.  La Comunidad Valenciana celebrará una versión atípica de las Fallas en septiembre. La capital tiene previsto realizarlas entre el 1 y el 5 de septiembre, pero cada agrupación fallera local, 108 municipios de la Comunidad Valenciana, tendrá hasta diciembre. Esta previsto llevar a cabo fiestas locales de toda la comunidad autónoma, siempre y cuando se adapte a la situación epidemiológica y evite aglomeraciones de personas. El concejal de Valencia y Carlos Galiana, presidente de la Junta Central Fallera (órgano gubernamental de la fiesta), explicó la relevancia de reactivar económicamente todos los grupos involucrados en la fiesta, desde el gremio de artistas, hasta la pirotecnia. La importancia de estas fiestas se refleja en las mismas palabras de Galiana «es irrenunciable la planta de los monumentos, la quema, la ofrenda de flores a la patrona de la ciudad, la entrega de premios al mejor monumento y la exposición de los muñecos más ingeniosos. Ahora toca trabajar, acto a acto, cómo hacerlo de la mejor manera y con las máximas medidas de seguridad».

Salvador Doménech, el presidente de la Federación de Fallas de la Comunidad Valenciana, afirma que a pesar de que sean fiestas distintas a los años anteriores, hay gran entusiasmo detrás de su realización. También manifiesta que la fiesta del fuego se celebra en más de un centenar de municipios valencianos con aproximadamente 250.000 falleros y un gran número de comisiones.

Ana Barceló, la consejera de sanidad valenciana, manifiesta que los actos estarán adaptados a la situación sanitaria para que estas fiestas imprescindibles puedan ser celebradas de una forma digna. Conforme Ana Barceló, las actividades falleras como otras fiestas tradicionales en la Comunidad Valenciana se podrán celebrar a partir del 1 de septiembre.  

Siendo las fallas el motivo principal de la reunión de este lunes, la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública se ha mostrado partidaria de estudiar la posibilidad de realizar actos como la ofrenda de flores a la Virgen ya que según los representantes falleros la consideran como un evento imprescindible.

Sanidad considera septiembre el mes oportuno porque hasta ese entonces se pretende tener un mejor control sobre la pandemia a raíz del incremento de la vacunación en los siguientes meses. Sin embargo, afirma que «hay que evitar aglomeraciones de todo tipo, tanto del personal dentro de la fiesta, como de las personas que acudan a ver los actos».

Los muñecos, previamente montados, permanecen hoy en día en grandes recintos como la Feria de Valencia, donde estarán hasta la fecha en la que sean devorados por el fuego como manda la tradición de las fallas.

Deja un comentario