Aunque los Crocs tienen fama de ser súper cómodos y de presentarse en una gran variedad de colores y opciones para personalizarlos con clips, mucha gente sigue odiando este calzado. Sin embargo, hay personas que consideran los Crocs como el «zapato de moda» de la pandemia.  Durante el confinamiento las personas han recurrido a la controvertida empresa de calzado para obtener unos zapatos cómodos que combinen con el chándal. El chándal ha sido el trend de vestimenta durante la pandemia ya que las actividades del confinamiento ameritan un look más cómodo.

Los números reflejan el gran regreso del calzado

A pesar de que muchas personas siguen abominando este estilo de calzado, los datos muestran una realidad diferente. Las ventas mundiales de este calzado han sido extraordinarias en los primeros meses de este año. Comparando el primer trimestre de 2021 con el del año pasado, las ventas de Crocs incrementaron un 64%, lo cual equivale a 460 millones de dólares. Según BBC, el beneficio global antes de impuestos de enero a marzo llegó hasta 122,5 millones de dólares. El año pasado el monto durante este tiempo fue de 18,7 millones de dólares.

Andrew Rees, el director ejecutivo de Crocs, cuenta con un aumento de 50% en las ventas de todo el año 2021. Incluso en febrero la empresa pronosticó que las ventas totales se encontrarían al rededor de 25 por ciento. Consecuentemente las nuevas cifras trimestrales demuestran que la moda de los Crocs esta teniendo un gran regreso.

Rees afirma que la pandemia ha dado la oportunidad de acceder a nuevos clientes y esta convencido que los consumidores actuales están abstraídos en los beneficios que Crocs les puede ofrecer en un futuro.

Dentro de la categoría de productos las sandalias tienen una cuota muy relevante y la accesibilidad mundial para Crocs en esta área es de aproximadamente 30.000 millones de dólares.

Las colaboraciones como parte de su estratégia

Para promocionar el calzado Crocs ha reclutado a personas muy conocidas en el mundo del espectáculo. En 2018 Post Malone lanzó su propio estilo, el cual se agotó en menos de 10 minutos.

En 2020 Crocos sacó una colección con Justin Bieber y su éxito fue de tal forma que se agotaron en 90 minutos. La colección de Bieber le dio un cambio a la imagen del calzado. El color amarillo brillante y los charms Jibbitz, que son completamente personalizados hacen que el calzado sea más juvenil. Esta colección se inspira en el amarillo simbólico de Drew House, la marca de ropa personal del famoso cantante.

Crocs ha trabajado con celebridades y estrellas del pop como Bad Bunny para impulsar su popularidad de nuevo. Unos días atrás el músico Questlove caminó la alfombra roja de los Oscars con unos Crocs dorados y brillantes. Esto desató discusiones sobre los códigos de vestimenta.

Deja un comentario