En Valencia los veranos suelen ser muy calientes. Los meses de junio a septiembre son los más calurosos, por lo que ésta es la mejor época del año para hacer actividades de calor en Valencia. Las temperaturas de esos meses andan por los 30 grados Celsius. Agosto es sin duda el mes más cálido y es normal encontrarse con temperaturas superiores a los 30 grados Celsius. En verano no suele llover mucho. Las brisas marinas moderan las altas temperaturas durante el día, sin embargo, la humedad es la verdadera causa por la cual la temperatura es percibida más alta. A continuación se brindan consejos para refrescarse durante estos meses cálidos.

Consejos para refrescarse

1: Bebe mucho líquido

El cuerpo baja la temperatura más fácilmente cuando sucede el enfriamiento debido a la evaporación a través del sudor de la piel. Esto sólo funciona si se bebe lo suficiente.

Importante es no consumir bebidas muy frías ya que esto provoca un choque de temperatura en el cuerpo. Automáticamente el cuerpo gasta más energía para regular la temperatura corporal. Estos cambios hacen que el cuerpo sude más.

Además del agua una de las bebidas idóneas para calmar la sed son las infusiones de hierbas o té caliente. El melón y las ensaladas también aportan a mantenerse hidratado ya que su composición es de un 95% de agua. El café y la coca-cola no son ideales por el alto contenido de cafeína, la cual sólo activa la circulación durante un breve periodo de tiempo. Luego la circulación desciende tan drásticamente que baja aún más que antes. Esto supone un esfuerzo adicional para el cuerpo con el calor.

Dentro de los consejos para refrescarse en verano es evitar el consumo de alcohol en días muy calientes. No sólo hace que el alcohol suba más rápido a la cabeza, sino que es una carga para la circulación y hace que los riñones expulsen más agua. Por lo que es otro esfuerzo adicional que hace el cuerpo.

2: Horas a evitar

Las temperaturas más altas son entre las 14 y las 17 horas. Durante este tiempo se aconseja evitar grandes esfuerzos físicos. Por lo tanto, es mejor hacer deporte por la mañana que por la tarde. La natación y el yoga son deportes ideales. La protección solar es muy importante al exponerse al sol.

3: La ventilación

Si vives en un edificio antiguo o con paredes muy gruesas, puedes dejar las ventanas y puertas cerradas durante el día, ya que las paredes se encargan de mantener una temperatura agradable. Para ventilar se aconseja hacerlo en las primeras horas de la mañana o a partir de la medianoche. Si lo haces por la noche recuerda de tener alguna red contra los insectos ya que la luz los atrae.

Si no vives en un edificio antiguo o con paredes gruesas, se aconseja ventilar a lo largo del día. Estar a 35 grados con una ligera brisa hace que sea menos estresante para el cuerpo que a 32 grados y sin viento.

Si el aire es muy seco, es aconsejable poner toallas mojadas frente a la ventana así se logra proporciona un aire húmedo y refrescante. Sin embargo, dentro de los consejos para refrescarse siempre están los ventiladores y los aires acondicionados ya que son la mejor opción de aliviar el cuerpo.

4: La ropa adecuada

Otro consejo para refrescarse en verano es usar la ropa adecuada. La ropa muy apretada acumula el calor corporal. La ropa adecuada es suelta y holgada. Si es posible de algodón, lino o seda y de color claro ya que no atrapa el calor.

Deja un comentario