Valencia es conocida por el origen de la paella. El ingrediente clave de la paella es el arroz, el cual es cultivado en las numerosas huertas que se encuentran al rededor de la ciudad, siendo La Albufera la zona más destacada.

Historia

Al hablar sobre el origen de la paella se puede remontar a la larga historia que explica el uso del arroz durante siglos en el área mediterránea. El arroz asiático se conoce cuando se abrieron las primeras rutas comerciales en el año 330 a.C. Sin embargo, en España el arroz se empezó a cultivar con la llegada de los árabes en el siglo VIII.

La primera referencia de un guiso con arroz se menciona en 1324 en Sent Soví, un libro de cocina medieval de un autor desconocido y escrito en catalán. Se trata de una receta de arroz y leche de almendras. Luego fueron apareciendo las recetas de arroz cocido en caldo. En aquellos tiempos el arroz se utilizaba para preservar los sabores. Esto fue el motivo de su creciente divulgación y fomentación del cultivo en numerosas zonas de Valencia y Tarragona.

La primera alusión a la paella se encuentra en un manuscrito del siglo XVIII con recetas bajo el título «El origen de la paella». Aparte de explicar la diferencia entre el arroz catalán y el arroz valenciano se revelan algunos secretos de su elaboración. Más que todo hace énfasis en la clave para obtener una buena paella: la consistencia, la cual no tiene que ser ni demasiado seca ni demasiado aguada.

Sin duda alguna, donde más éxito tiene la paella es en la gastronomía valenciana. Esto se debe al desarrollo de los cultivos de arroz en el siglo XIX y sus respectivas buenas cosechas. Con el tiempo se convierte en un plato típico en las provincias vecinas (Alicante etc.) y luego se da a conocer en toda España.

La demanda continua se da con el boom turístico de España en los años 60. Personas de otros países vacacionaban en España para disfrutar del sol y probar la paella. Hoy en día la paella es un plato que se puede pedir en casi cualquier restaurante en España.

Historia de el Levante

En el Levante hay una curiosa historia que se lleva a cabo en la Guerra de la Independencia (1808-1814). La anécdota se trata de un general francés que ha quedado fascinado con la paella que le preparó una mujer. Llegaron al acuerdo que el general liberaría a un prisionero a cambio de una paella única. Consecuentemente la mujer, con una gran creatividad, le sirvió una paella distinta cada día. Se dice que la mujer logró liberar a 176 prisioneros de esta forma.

El arroz de Valencia

La Consejería de Agricultura de la Generalitat Valenciana y el Consejo Regulador han establecido el arroz de Valencia como una denominación. Su registro regula las condiciones fundamentales tienen que ser respetadas tanto en su cultivo como en la producción y el envasado.

El arroz de valencia engloba múltiples variedades como Senia, Albufera y Bomba. Los granos de este arroz absorben perfectamente el sabor y cuentan con una textura cremosa de tal forma que una vez es cocido queda bastante jugoso. Su característica más importante es su potenciador del sabor. Por este motivo es el arroz idóneo para la paella valenciana.

El arroz de Valencia es visible con su etiqueta en el envases, que consta del logotipo (con la carpa valenciana) y un número designado por el consejo regulador. La misma institución establece los ingredientes necesarios para poder venderse bajo una de paella valenciana.

Paella Valenciana

El origen de la paella se basa en un plato humilde con nacimiento en la Albufera de Valencia. La paella surge en las zonas rurales por la necesidad de los agricultores y pastores de preparar un plato sencillo con arroz y otros ingredientes que tenían a mano.

Los ingredientes básicos de la paella valenciana que deben utilizarse son:

  • arroz certificado
  • pollo, carne de conejo
  • ferraura (judías verdes)
  • garrofón (judías blancas),
  • tomate natural
  • aceite de oliva
  • azafrán
  • sal
    (el ajo, pimentón o el romero también son aceptados)
plato valenciano por excelencia
Dorieo, Wikimedia Commons (Licencia CC-BY-SA 4.0)

Dependiendo de la región, se admiten la carne de pato, los caracoles o la alcachofas. Con el tiempo surgieron otras variedades de paellas como la de marisco, mixtas, negras entre otras. Tradicionalmente se hace a leña. Se supone que la paella de marisco se hace popular entre los marineros que adaptaron la receta a sus necesidades.

Origen del nombre

El nombre de este plato se debe al sartén en el que se prepara. Este sartén se caracteriza por tener dos asas laterales envés de un mango.

Sin embargo, hay múltiples teorías sobre el origen del nombre de este plato.

  1. Una derivación de la palabra «patella» en latín (en castellano «paella», en italiano «padella» y en francés «poêle») que significa sartén.
  2. La palabra paella tiene orígenes árabes ya que los árabes trajeron el arroz a España.
  3. Historia popular de un hombre que cocina una paella para ganar el amor de su novia. Busca relacionar la palabra paella con la frase «para ella» o «por ella».

Deja un comentario