La pandemia ha incrementado el consumo de drogas mundialmente. Según un informe de la ONU, en el año 2020 hubo 275 millones de personas que consumieron drogas. Particularmente el tráfico de cocaína está en auge tanto en América como en Europa.

Según el informe de la ONU la pandemia ha incrementado el consumo de drogas. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, ONUDD, advierte que los factores de adicción a las drogas como la desigualdad, la pobreza y los problemas de salud mental han sido potenciados por la pandemia y pueden empeorar la situación durante los próximos años.

El informe de la ONU señala que el uso indebido de medicamentos como drogas ha aumentado durante la pandemia sanitaria. La ONUDD subraya que los mercados de drogas retomaron rápidamente sus actividades tras la interrupción inicial al comienzo de la pandemia. El informe indica que el año pasado alrededor de 275 millones de personas consumieron drogas mundialmente. En el año 2018 fueron aproximadamente 269 millones de personas.

La mayoría de los países de la ONU registraron un ascenso en el consumo de cannabis. Los riesgos de esta droga son categorizados cada vez como menores. Otro desarrollo se ve en el caso de las drogas como la cocaína, que suelen usarse en contextos sociales, el cual ha disminuido.

El contrabando de drogas ilegales ha aumentado

Como consecuencia económica de la pandemia, el cultivo ilegal de las materias primas de la heroína y la cocaína también está amenazando con aumentar. Afganistán, que produce más del 80% de la adormidera mundialmente, afirmó que la superficie destinada al cultivo ilegal de la materia prima de la droga creció un 37% en 2020.

El informe destaca que aunque los viajes internacionales se han visto en gran medida paralizados por la pandemia, el contrabando internacional de drogas ilícitas ha aumentando.

Incluso antes de la pandemia, la producción mundial de cocaína ya había aumentado considerablemente. Entre 2014 y 2019 se duplicó alcanzando un nuevo récord de unas 1784 toneladas. Los canales de distribución de los envíos de cocaína a Europa siguen ampliándose. Esto ha llevado a un abaratamiento de la droga.

Las bandas más pequeñas, varias de la península balcánica, están cada vez más implicadas en el tráfico de cocaína en Europa. Esto ha causado a que haya una mayor competencia y eficiencia. Los cambios en las rutas de tráfico y el aumento de la competencia son los motivos por los que llega más cocaína y más pura a Europa. La pureza de la droga ha aumentado un 40% en la última década.

Deja un comentario