El sábado 26 de junio un hijo de 21 años es asesinado por su propio padre en Valencia. Sólo 16 horas antes se registró otro crimen en la provincia valenciana, exactamente en Torrella.

Fuentes cercanas al caso indicaron que el joven de 21 años tenia una orden judicial de alejamiento ya que su padre lo había denunciado por motivos de agresión. Aunque el joven tenía la orden de alejamiento visitó la vivienda de su padre. El homicidio se dio en el barrio del Cabañal el sábado pasado al rededor de las once de la noche.

Parece ser que el padre no le negó la entrada a la vivienda. Poco tiempo después de que el joven entró a la vivienda comenzó una discusión con el padre. Rápidamente escaló a tonos altos y terminó con acciones violentas. Como desenlace el hijo de 21 años es asesinado por su propio padre.

Las primeras investigaciones, conducidas por el grupo de Homicidios de la Policía Nacional de València, indican que el hijo fue agredido con un objeto rotundo en la cabeza. Parece ser que la pelea continuó a tal grado en el que el padre terminó estrangulado a su propio hijo. Aún queda por concretar, por parte de los forenses, si el joven murió por el golpe en la cabeza o el estrangulamiento.

El padre es consciente de sus actos. Sin embargo, admite que no llamó a la policía, sino que mandó un mensaje con «ya está todo arreglado» a su exmujer y madre del joven. La policía y la ambulancia del SMAU llegaron cuando la exmujer contactó atemorizada con emergencias al ver con sus propios ojos a su hijo muerto. Cuando los agentes vieron que el joven estaba muerto solicitaron la presencia de homicidios y el equipo de inspecciones oculares de la policía científica. El padre quedó inmediatamente detenido por homicidio doméstico.

Los primeros datos del informe afirman que el padre le escribió a su exmujer al cabo de una hora. Durante este tiempo el padre no sabe qué pasó. Lo único que recuerda es que estaba encima de su hijo y al notar que no respiraba se quedó un tiempo a la par de él. Luego mando el mensaje a la madre del difunto.

Parece ser que el cadáver tiene marcas en el cuello, que favorecen a un estrangulamiento y se sospecha que el golpe de la cabeza no es por una caída casual. El Instituto de Medicina Legal de Valencia se encargará de hacer la autopsia.

Deja un comentario