La obra del simbólico pintor Botticelli fue presentada ayer por el conseller de Cultura. Valencia recibe a Botticelli en el museo de Bellas Artes para los siguientes tres años.

Valencia y sobre todo el museo de Bellas Artes tiene el honor de exhibir el único retrato de Botticelli en España. El cuadro «Retrato de Michele Marullo» permanecerá durante los siguientes tres años en el museo de Bellas Artes.

La obra del pintor italiano, nacido en Florencia en 1445 y fallecido en 1510, fue exhibida en la pinacoteca el martes 29 de junio por Vicent Marzà, conseller de educación, cultura y deporte. A la exposición atendió un grupo de personas importantes que muestran alto interés en esta novedad. Dentro del público se encontraba Francesc Guardans (representante de la familia Guardans), Carmen Amoraga (directora general de Cultura y Patrimonio), Pablo González Tornel (directos del museo Bellas Artes), Fernando Delgado (presidente del Patronato del Museo) y María José Navarro (la presidenta de Amigos del museo de Bellas Artes), entre otros.

Se trata de una pintura al temple, la cual fue traspasada a un lienzo con medidas de 49 x 36 cms. El retrato de Michele Marullo se figura en busto y el hombre con vestimenta negra y austera se presenta en en tres cuartas partes girando a la izquierda. El retrato enfoca las facciones de la cara del hombre que tiene pelo largo y negro. Su mirada es seria y llamativa ya que los ojos son alumbrados por unos reflejos dorados. Los labios del hombre son famosos por su perfección en los trazos y tonos. Cuando Botticelli trabajo este retrato quizo resaltar la personalidad de Marullo con legitimidad y realismo.

Michele Marullo Tercaniota

La persona representada es el griego Michele Marullo Tercaniota. Nació en 1453 y en 1500 murió ahogado tratando de cruzar el río Cecina al retornar de Volterra. Fue un poeta, militar y humanista que vivió en Florencia bajo la protección de la familia Médici. Alessandra Scala, una poeta, fue su esposa. Su vida siempre estuvo rodeada de artistas y escritores. El entorno, amistades en común junto con la forma de pensar fueron los factores que unieron a Marullo y Botticelli.

Desde 1929 el retrato del pintor italiano pertenece a la familia Cambó. Francesc Cambó fue el primero en comprar el cuadro y afirma que es el tesoro de su colección. Los dueños hoy en día son los nietos de Francesc y pertenece a la colección Cambó de Barcelona.

El cuadro de Botticelli ha estado en distintos museos por todo el mundo como exposiciones temporales. Dentro de los museos mas famosos estuvo en Museo del Prado en Madrid, The Metropolitan Museum en Nueva York, Bode Museum en Berlín. Finalmente Valencia recibe a Botticelli en el museo Bellas Artes los siguientes tres años.

Deja un comentario