Noruega obliga a los influencers a señalar las fotos retocadas en Instagram. La nueva ley de modificaciones en fotos obligará a los influencers indicar si han retocado una foto de anuncios respecto a la forma, el tamaño o la piel del cuerpo.

Desde la existencia de los filtros y tantos programas para modificar fotos, el estándar de belleza se ha distorsionado bastante. Como intento de luchar contra estos estándares de belleza irreales los legisladores noruegos han aprobado una nueva normativa que obliga a los influencers y a los anunciantes a etiquetar las fotos retocadas. La nueva normativa fue aprobada como una enmienda a la ley de marketing y control de 2009 en Noruega.

La nueva ley se aprobó en el órgano parlamentario de Noruega con una votación de 72-15 el 2 de junio. El Rey de Noruega decidirá posteriormente la fecha en la que entrará en vigor.

Conforme a las normas recientemente aprobadas, los anuncios que han sido retocados respecto al tamaño y forma del cuerpo como también la piel requieren de una etiqueta estandarizada. Esta etiqueta ha sido diseñada por el Ministerio noruego de Asuntos de la Infancia y la Familia. Como manipulación también se considera el uso de filtros aplicados previamente a la toma de fotos. Algunos ejemplos de retoques que requieren de esta etiqueta son el aumento de los labios, el estrechamiento de la cintura, reducción de imperfecciones del cutis, el aumento de los músculos entre otros. Aun queda por concretar si la nueva ley afectará de alguna forma los ajustes de iluminación o saturación.

La nueva ley de modificaciones en fotos de influencers se refiere a publicaciones en las plataformas de redes sociales como Facebook, Instagram, Snapchat, TikTok y Twitter. La persona que viole esta ley, deberá aceptar las consecuencias con multas sucesivas hasta incluso la detención en cárcel en casos extremos.

Hay varios estudios que han descubierto que los estándares de belleza poco reales, es omnipresente y un factor que ha contribuido al bajo autoestima de los jóvenes. El gobierno cree que con la nueva ley de modificaciones en fotos de influencers se disminuirá la presión de querer tener un cuerpo irreal y espera frenar significativamente el impacto negativo del estándar de belleza actual en los niños y los adolescentes.

Sin embargo, el ministerio reconoció que la aplicación de esta ley puede resultar difícil ya que no siempre es sencillo determinar si una foto ha sido editada. La nueva normativa ha sido acogida positivamente por varios influencers noruegos, sobre todo por la influencer de 26 años Madeleine Pedersen.

Deja un comentario